objetivos: Nikon 50mm 1.8 Series E


un objetivo ¿normal?

Los objetivos llamados "normales" corresponden a las focales entorno a los 50mm, como la de éste que nos ocupa, supuestamente un ángulo de visión similar al del ojo humano. El ángulo de visión es independiente del formato de cámara que usemos, si bien lo montamos en una FF de 35mm, en una DX con factor de recorte 1.5X o en una cuatro tercios con factor 2X. Estaremos viendo mas o menos marco de imagen, pero con la misma perspectiva "normal" de los 50mm. Adelanto la reconocida y comprobada calidad de este modelo y pienso entonces... si éste es un objetivo "normal"... ¿cómo serán los demás?

Pertenece a la mítica "Series E" de Nikon, con la que este fabricante pretendió dar opciones económicas y atraer a nuevos usuarios de la marca. Este modelo 50mm Series E venía en kit con los cuerpos Nikon FG y EM, cámaras analógicas réflex de 35mm. Con montura Ai-S fabricado en 1978, este Nikon -que no Nikkor, una pena para los Nikkor- parece ser el precursor de los modernos diseños de 50mm 1.8 estándar.


El tamaño de este 50mm es casi propio de los llamados "pancakes", además de su peso contenido. Es un objetivo muy discreto montado en una cámara réflex, pero esto no le impide hacer fotos de muchísima calidad. El tamaño no solo "no importa", sino que en ocasiones "no tiene nada, pero nada que ver", como en este caso. En las cámaras digitales funciona en modo manual en todas las Nikon, y en cámaras como la Nikon D200 y superiores se puede disparar con exposición automática en modo A de prioridad de apertura. En cualquier caso el diafragmado es siempre de accionamiento manual a través del anillo.

construcción

La reducción de costes hizo que este Nikon se compusiera de algunas piezas de plástico. Exteriormente el plástico no es demasiado visible, salvo en la versión anterior a la reseñada en la que el estrecho anillo central era plástico, reemplazado tras las quejas de los usuarios por un aro de aluminio a todas luces mas resistente y que añade un toque de "color" al discreto diseño. El resto del cuerpo exterior es metálico, exceptuando el aro de diafragmas que es de plástico duro o eso parece.

La principal diferencia de materiales está en el interior del objetivo, donde el cuerpo del grupo óptico se compone de plástico. El helicoide interno del foco va integrado en este cuerpo central interior de plástico, y hace juego con un helicoide externo que parece aluminio. En cualquier caso el helicoide de plástico puede dar problemas si no se trata el objetivo con cuidado, restando un punto de solidez a la pieza. Otras ópticas metálicas 100% podrían resistir golpes y caídas, con estos objetivos de la Series E el plástico podría doblarse y dificultar el giro y el foco, incluso partirse las guías del helicoide. Pero en un uso normal es complicado que suceda nada raro, y el objetivo transmite buenas sensaciones al respecto, una vez en uso.


El anillo de foco gira unos 120º de la distancia mínima a infinito, permitiendo un enfoque preciso hasta unos 5 o 10 metros. Para distancias mayores el giro es suave y permite afinar, pero ya con mayor dificultad dentro de un rango de solo 10º de giro. En cualquier caso pasados esos diez metros la profundidad de campo deja de ser crítica, con lo que no necesitamos apurar el foco, no tanto como para retratos en primer plano por ejemplo.

comparación visual de los dos hermanitos, Nikon 50mm 1.8 Series E y Nikkor AF 50mm 1.8s MK1 .

La montura de este 50mm y de todos los modelos de la Serie es metálica. Los nuevos diseños de objetivos con montura de plástico en las ópticas para digital son el peor desacierto en el diseño de ópticas a mi entender. Es fácil que las monturas plasticosas no aguanten el paso de los años y se partan las patillas de sujeción a la cámara, ojo. Estos Series E fueron afortunados en su diseño y todavía los podemos disfrutar en buenas o perfectas condiciones, otros objetivos posteriores, véanse los kiteros analógicos 28-80mm D, 28-80mm G, 28-100mm G y 70-300mmG no habrán corrido la misma suerte con sus endebles monturas. Pasa lo mismo hoy con los modernos 18-55mm y 55-200mm, si se tiene la mala costumbre de coger el equipo por el objetivo el plástico de la montura acaba cediendo. Pero para estos relativamente modernos modelos hay repuestos hoy día. Para los objetivos como este 50mm E no hacen falta dichos repuestos, son como tanques y no se rompen.


el Nikon 50mm a su máxima apertura y distancia mínima de enfoque... está casi todo dicho

óptica y calidad de imagen

La verdad es que soy un forofo de la "Series E", los cinco modelos que he usado me han dado maravillosos resultados. Dentro de lo que tenía que ser una gama económica, las ópticas han salido excelentes, incluso comparables a estándares actuales. Este 50mm 1.8 es nítido, tanto o más que su sucesor el 50mm 1.8 AF con óptica parecida que sigue dando vida a los modelos actuales, y da resultados muy similares. La calidad de todos estos 50mm 1.8 es casi legendaria.

A la distancia mínima de foco, unos 60cm al plano del sensor de la cámara, el objetivo es muy nítido, excelente en este aspecto. Es un poco suave en foco a f1.8, lo normal tirando a discreto en cuanto a suavidad, pero con muy buenos resultados y muchísimo detalle, como se puede apreciar en la foto mas arriba.

El contraste es un pelín menor a f1.8, pero sin grandes pérdidas tampoco, es previsible debido a la alta luminosidad en diafragmas abiertos. El rendimiento de color es muy bueno, para mi gusto, al no saturar los registros. El que quiera colores chillones, ya sabes, edición digital, ahí se pueden emborronar las imágenes al gusto.


colorido del Nikon 50mm E, sin saturar ni exagerar, conservando toda la calidad del color. Esta fotografía está tirada con el objetivo montado invertido en tubos de extensión, buscando los límites, el color parece intacto a pesar del aumento extremo.

La nitidez de este objetivo es superlativa. A F1.8 y F2.0 la nitidez es muy buena, menos visible por un poco de suavidad de la gran apertura, pero el detalle es tremendo, la definición muy alta. A F2.8 se puede decir que este 50mm rinde a tope de contraste y definición, hasta f11 donde se pierde ese pico de nitidez, pero de forma inapreciable. A f16 y F22 ya se aprecia claramente la difracción a nivel de pixels, pero sin tampoco pérdida de calidad ni demasiada resolución. Un diez.


el Nikon 50mm E es un referente en cuanto a nitidez, en todo el fotograma. Esta foto está tirada a F8 a la distancia mínima de foco, véase la falta de aberraciones esféricas en las esquinas, la nitidez es la misma que en el centro de la imagen. Huelga decir que enfocando mas y mas lejos los resultados son todavía mejores, si es que se puede mejorar lo que se ve en esta foto. Los reflejos fuertes de luz solar en la nieve emborronan las imágenes con objetivos de otras calidades, con este Nikon el coma parece inexistente, los bordes de los brillos mantienen todo el detalle.

En el apartado de distorsión, muy poca o nula, y las aberraciones cromáticas muy controladas cuando no inexistentes. Esto influye bastante en la calidad de las imágenes, resalta la nitidez y los detalles con el consiguiente ahorro en retoque de fotografías, algo a tener muy en cuenta. En este apartado tiene un comportamiento bastante parecido con sus hermanos "menores", mas actuales, y diría que es uno de los puntos mas fuertes de estas ópticas. El bokeh es también generoso en cantidad y calidad, muy parecido al de los Nikkor AF 50mm 1.8 que continuaron esta saga de objetivos "normales".


el bokeh del Nikon 50mm Series E a su máxima apertura. Un retratero de primera categoría.

Y con tubos de extensión e invertido... una joya, como su hermano el 50mm AF 1.8. Los cristales de este 50mm tienen mucha resolución y aguantan bien que los fuercen. Las fotos de muestra lo dicen todo. Parece mentira que una óptica de una supuesto segmento "económico" tenga tanta resolución y calidad, las fotos están con tubos (+12 +24 +36) y el objetivo invertido. Se nota algo de pérdida de resolución, sobre todo en los reflejos, pero es normal debido a la fuerte ampliación. En uso simplemente invertido, o solo con tubos, prácticamente no se resiente la imagen en términos de nitidez y calidad.


un bissho captado por el Nikon 50mm Series E montado invertido en tubos de extensión, a F8, Color y definición prácticamente intactos a pesar del nivel de ampliación. El bissho es un bebé bissho, no es de los grandes, mide aproximadamente un centímetro. La foto no está recortada.

en fotografía de paisajes el Nikon 50mm Serie E destaca por su elevada nitidez y resolución entre diafragmas f2.8 y f8

conclusiones

Dado el bajo precio de estas ópticas es fácil hacerse con una y difícil desprenderse de ella por su calidad. Estos días estoy renovando el mi equipo, circunstancialmente, y voy a vender otro 50mm 1.8 con AF, mejor que este 50mm E en términos generales, pero el que se queda conmigo es este último. El precio de reventa de este "Series E" es ridículo, y su calidad asombrosa. Al no ser una focal que me interese ahora mismo, no me cuesta quedármelo por el bajo precio y no pierdo la mano en los 50mm, y con calidad aunque sea de foco manual. Para retratos el AF no es imprescindible para controlar las aperturas grandes. Por lo demás la resolución es extraordinaria, y para fotografía macro no es necesario el autofoco, este 50mm E lo tiene todo.


Nikon 50mm 1.8 Series E

especificaciones técnicas

Sistema de lentes: 6 elementos en 5 grupos
Nº de aspas del diafragma 7, rectas
Apertura mínima: f/1.8
Apertura máxima: f/22
Distancia mínima de enfoque: 0,6 metros, aprox
Giro de enfoque frontal de 60cm a infinito: 120º aprox
Tamaño de rosca para filtros 52mm
Dimensiones min. (diámetro x largo) 62,5mm x 35-40mm
Parasol de goma HR-4
Peso 130 g. aprox.

Precio de 2ª mano: en buen estado entre 30 y 60 euros.

fotos y textos por ©2015 Juan Gaston Alonso para masternautas.com