cámaras: Nikon D200



profesional tailandesa

Ni todos los niños vienen de Paris, ni todas las cámaras Nikon se fabrican en Japón.

La Nikon D200 se empezó a comercializar en el año 2005, sucediendo a la Nikon D100 de su mismo segmento réflex DX para fotógrafos avanzados. Fue un auténtico paso adelante en el catálogo réflex de Nikon, que tuvo continuación con la salida del modelo D80 de mismo sensor pero con un cuerpo mas accesible. La D200 destaca por sus características profesionales, con un cuerpo de aleación de magnesio, y funciones y prestaciones para un segmento entre el profesional y el avanzado. Convivió en los escaparates con las profesionales D2X/s y D2Hs hasta la salida de la D300 y la D3 en el 2007.

La Nikon D200 con un Nikkor AF 50mm 1.8

Después de haber tenido pegado al dedo el disparador de la Nikon D80 un par de años, las primeras impresiones con esta D200 son un mejor cuerpo, mas pesado pero con mucha mejor ergonomía, y controles profesionales en combinación con un mejor tratamiento interno de las fotografías, todo ello repercutiendo en mejor calidad de imagen general. La Nikon D80 tiene el mismo sensor, tiene igualmente buenas funciones a la hora de disparar pero es una cámara distinta, y de un nivel evidentemente inferior.

construcción y ergonomía

La ergonomía es muy buena, por lo menos para el tamaño de mi mano. La empuñadura permite perfectamente el agarre de corazón anular y meñique en su interior, descansando el índice en el botón de disparo. El pulgar queda libre reposando entre los botones AEL-AFL y AF-on, con plena disponibilidad para activar controles del panel trasero derecho sin que perdamos el agarre del equipo. La goma trasera derecha queda bajo el pulgar sin tener contacto con éste, y con un desnivel hacia la palma donde ayuda muy bien al agarre y a la estabilidad. Este último punto de agarre se realiza de forma natural y sin cansar la mano. Para mí, un diez en este apartado.

paneles traseros de Nikon D200

La construcción metálica se deja notar, transmite seguridad y sensación de calidad. La sensación de sobre-peso respecto a modelos mas ligeros se acaba diluyendo por la excelente ergonomía que ayuda a la estabilidad sin tener que forzar el agarre. Y según el folleto el cuerpo tiene un sellado frente al polvo y humedad ambientales, lo que ayuda al cuidado pasivo del equipo.


panel superior de Nikon D200, con mucha información. Hay a quién le parece inútil, lo veo como una opción confortable que además, gracias a la cantidad de datos que ofrece, ayuda al ahorro de batería (!) al no tener que comprobar algunos de estos datos en los menús del LCD trasero. A la izquierda la "rueda" de modos de disparo, con los incómodos tres botones centrales Qual-WB-ISO.

Los controles de la cámara están muy bien dispuestos, todo perfecto salvo los tres accesos directos a Qual-WB-ISO en la "falsa rueda de modos" que me parece que no deberían estar tan hundidos, dado que el índice se ve un poco forzado para activarlos, y más por ser pequeños, además son poco reconocibles a ciegas al tacto al estar a ras del control. Digamos que son poco intuitivos y prácticos, pero con un poco de práctica ayudan a no tener que andar con los menús en los LCDs y perder la vista de la escena.

Un control que tampoco me parece acertado es el selector de modo de disparo debajo de estos botones Qual-WB-ISO, en modo rueda que se activa con un pulsador. El pulsador es pequeño y está muy metido en la "falsa rueda de modos", casi hay que meterle la uña, y luego dependiendo de la presión sobre este botón notaremos o no los clicks para seleccionar el modo. En primer lugar obliga a usar dos dedos y perder el agarre que normalmente se realiza sobre el barril del objetivo; en segundo lugar si perdemos el tacto de los clicks para reconocer el modo tendremos que separar la vista de la escena en el visor para saber en qué @#$%& modo estamos (no se advierte el cambio de modo ni en el visor ni en el LCD superior). Hubiera sido mas conveniente creo yo una pequeña protuberancia a modo de palanca que actuara directamente sobre el giro de esta rueda en el mismo emplazamiento del botón, hubiera facilitado muchísimo la tarea. Parece que los modelos posteriores D300 y D300s tienen este mismo mecanismo que la D200.


panel trasero de Nikon D200, los botones arriba a la derecha están muy al alcance del pulgar, que queda libre para accionarlos en parte gracias a la protuberancia vista en la goma abajo a derecha, donde la mano realiza de forma natural el agarre

La disposición de los controles de la zona derecha accesibles al pulgar responden perfectamente al uso con este dedo, y si manipulamos la cámara con dos manos permiten no modificar demasiado el agarre y perder la vista de la escena, con la cámara siempre lista para disparar.

Y por fin en una Nikon un selector de modo AF que funciona con un dedo sin tener que forzar nada, hablando del mando selector del modo AF en el frontal debajo del objetivo. Intuitivo y mecánicamente bien resuelto, no como en otras cámaras como D80 y D70, con las que el fotógrafo se ve obligado a emplear dos o mas dedos en la operativa, obligando a soltar la mano del equipo perdiendo el agarre y en ocasiones la visión de la escena. La mecánica del otro botón selector de zonas AF y bloqueo de la exposición está también muy bien conseguida. Al lado de este control tenemos un botón "AF-ON" para auto-enfocar sin necesidad de activar el botón de disparo.

energía

El gasto de batería es notable, la cámara no parece tener intención ninguna de minimizar el consumo energético, hagamos lo que hagamos, quizás uno de los mayores peros de este modelo. El manual reza entre 1.800 y 340 disparos por carga de batería EN-EL3e en distintas condiciones de uso, pero han debido hacer pruebas con parámetros verdaderamente mínimos. En el mejor de los casos paso de 250 disparos por carga, contando con disparar en RAW y no en JPEG, pero sin abusar de la revisión de imágenes y sin usar el flash.

Otra causa importante del gasto poco contenido es la conexión al puerto USB del ordenador, a la hora de pasar los datos de la tarjeta, es conveniente el uso de un adaptador lector de CFs si no queremos bajar el nivel de carga de la batería.

Navegar por los menús consume bastante energía, doy fe de éllo; escribiendo estas líneas con la cámara encendida un par de horas, revisando funciones a ratos, el testigo de la batería me indica haber perdido mas de un 10% de carga. Si no la estamos usando y no tenemos baterías cargadas de repuesto conviene apagar esta D200 preventivamente.

Ajustes óptimos para menor consumo:
Contador auto apagado: 4s (auto exposición)
Revisión de imagen: OFF
Monitor apagado: 10s
Luz ayuda autofoco: OFF

el visor

Un pedazo de visor de pentaprisma, con mayúsculas, eso es lo que tiene esta cámara. Con un 95% de cobertura de la escena y "0,94 aumentos con un objetivo de 50 mm a infinito". Muy amplio, muy bien sobre todo para fotografía macro y paisajes, luminoso y permitiendo la visualización de detalles que no se ven desde visores mas pequeños en formato DX.

El visor de esta D200 permite el control de los parámetros principales de disparo en tiempo real, para no perder la vista de la escena. El listado de funciones es completísimo, ¿qué puede faltar en el visor? Creo que está todo lo importante ahí, o casi... Porque falta la función seleccionable en el selector de modo de disparo, no sabemos si estamos en modo ráfaga o normal si no levantamos la vista y lo miramos en la rueda de modos (a la izquierda del visor). Y como digo antes esta rueda no es fácil de accionar a ciegas. Pero en definitiva un visor casi casi perfecto.

flash

Una función que pinta interesante (y no probada) en la D200: "Flash de relleno equilibrado i-TTL para SLR digital", que se supone mide con unos pre destellos "prácticamente invisibles" la diferencia de luz entre plano enfocado y fondo para regular la intensidad del destello a la hora de disparar. Entramos en plena era digital señores. Yo no soy muy "de flash" en modos automáticos TTL, iTTL y otros, pero hay que reconocer que bordan la excelencia con algunas funciones. Si no tenemos esta función activada el control del flash pasa a ser iTTL normal.


Nikon D200, disparando a 1/8000s

El botón de control de la exposición del flash está intuitivamente bien posicionado debajo del botón de apertura del flash de la cámara y se manipula el valor girando la rueda de control delantera. Rápido y fácil.

La D200 permite sincronizar el flash de la cámara o externo hasta la velocidad de 1/250s, lo que no está mal. Aunque podría ser mejor, claro. Es suficiente para la mayoría de situaciones, e iguala las velocidades de sincronización de las cámaras profesionales (varias como D3, D4 etc). Pero no es un consuelo, no llega a los valores de cámaras antiguas como las D40, D50 y D70/s, con las que se pueden forzar al extremo las sincronizaciones hasta 1/500 en modos TTL y automáticos, y 1/400s-1/8000s en modos manuales, lo que permite congelar literalmente las imágenes en movimiento. En estudio tendremos que disponer de potentes focos de luz fija para grandes velocidades de disparo, sin opciones de usar flashes para mayor comodidad.

Según mis pruebas con la configuración "velocidad sincronización del flash" a 1/250 AutoFP y el uso de un flash manual conectado a la zapata o al conector PC-Sync por cable indistintamente, no conseguimos sincronizar a mayor velocidad que 1/320s, algo se gana pero en velocidades superiores tenemos un velo negro por la parte superior de la imagen que va ganando amplitud según vamos aumentando la velocidad de disparo. Podemos reducir el tamaño del velo rebajando automatismos de la cámara según mis pruebas, es decir midiendo en modo puntual, por ejemplo. Pero sigue apareciendo ese velo a más de 1/320s. A lo mejor el Auto-FP es usable si no necesitamos mas que la parte central del fotograma. Por cierto huelga decir que es mucho mejor desactivar el modo Auto-ISO y pasar a modo "M" totalmente manual, en cualquier caso el flash externo se disparará a plena potencia y deberemos calibrar la cámara a partir del destello, y no al revés.

La Nikon D200 admite todas las funciones del Sistema de Iluminación Creativa de Nikon (CLS), para strobists con poder adquisitivo que se puedan permitir poseer un juego de flashes de marca de la casa. Yo por ahora me conformo con disparar con flashes configurados "a ojo", y me van perfectamente.

Además de la zapata de flash externo tenemos también una conexión PC-sync para conexión de flash por cable.

ópticas - configuración

Este ha sido el motivo principal de esta adquisición. Teniendo distintos objetivos manuales necesitaba una cámara que pudiera controlar modos automáticos, de apertura sobre todo, y esta D200 pone en mi mesa las herramientas que necesitaba.


Geranio a contraluz con Nikon 75-150mm 1:3.5 Serie E: medición impecable-espectacular de la D200

Para usar objetivos manuales no hay mas que seleccionar la utilidad "Datos objetivos no-CPU" en último lugar del menú "Configuración" e indicar los valores de focal y apertura máxima del objetivo. Si la lente es un zoom, no focal fija, no tenemos indicaciones de lo que podemos hacer en el manual, pero deduzco (yo solito) que habría que cambiar los valores de focal y apertura en cada disparo para que la cámara midiera la exposición con precisión, sobre todo a la hora de disparar con flashes automáticos. Pero para disparar sin flash no supone mayor problema, la exposición es casi perfecta, o sin el casi, aunque disparemos con un zoom. En caso de usar el flash de la cámara en modo TTL o un flash externo con automatismos los mejor será indicar la focal mas baja (mas angular) del zoom si el flash tiene incorporado un mecanismo AF automático, para que pueda cubrir toda la escena. Si el flash no tiene AF lo mejor es indicar un valor de focal intermedio del zoom, y jugar con la compensación de exposición del flash, se me antoja lo más rápido y efectivo, y bastante práctico.


macro con tubos de extensión automáticos y Tokina 70-210mm f4, a pleno sol: resultados mas que satisfactorios

El macro forzado con tubos de extensión con diafragmado automático y objetivos manuales se convierte en un juego fácil, con la exposición controlada por la cámara en modo prioridad de apertura en combinación con el auto-ISO con velocidad de obturación mínima. No hacen falta objetivos dedicados, caros y delicados, para la práctica efectiva de fotografía de aproximación. Con la calibración previa de estos ajustes el fotógrafo se puede centrar en la composición de tomas y disparar con mucha libertad.

calidad de imagen

Lo primero que me viene en mente es comparar esta D200 con la D80, dos cámaras completamente diferentes en cuanto a filosofía y prestaciones mecánicas y de hardware, pero con idéntico sensor. La D200 le come el terreno a la D80 sumando punto a punto, en las mismas situaciones fotográficas es capaz de sacar mayor rendimiento de esos 10 megapixels de resolución.

Un primer dato de ventaja de esta D200 sobre la D80 es un sistema mas avanzado de medición de la exposición, para calibrar el balance de blancos entre otros. Los resultados son un poco mejores que los de la D80, aunque no por mucho en situaciones normales, un punto mas en condiciones de poca luz. Me gusta más el resultado final de las fotos de la D200, que resultan mas naturales, con mejor rango dinámico y menos saturadas sin dejar de ser tan contrastadas. Para gustos, pero a nivel de resultados de color me quedaba con el procesado de la Nikon D70, modelo anterior a estas dos cámaras. Un dato, tengo la impresión que las fotos de la D200 viran a tonos amarillo-cálidos -ligerísimamente, casi imperceptible- en luces de día. Pero los resultados en conjunto son... como eran de esperar. De primera. En escenas de día a pleno sol es conveniente compensar la exposición a -0.7 (botón "Compensación de la exposición" a la derecha del botón de disparo)


primer plano de "Guapa" captada con un 28mm f2.8 Serie E, se nota un pequeño tinte amarillo-naranja en el tono de la pared blanca, que está a pleno sol. La Nikon D200 tira ligeramente a tonos calidos en la sobreexposición

Tengo también la impresión, imagino que se podrá testar de alguna forma, que teniendo el mismo sensor que la D80 la D200 tiene algo mas de definición en las imágenes. ¿Podría ser un filtro de paso bajo distinto? En cualquier caso a ésto podría ayudar un cuerpo metálico de buena construcción que alivie de forma sutil las vibraciones de la cámara, también que la ergonomía permite un mejor agarre y estabilidad a la hora de disparar, o bien que el procesado de interpolación de los datos del sensor devuelva imágenes con mas definición. Todo puede ser, y no he llegado hacer comparaciones en las mismas condiciones, pero en general la D200 me parece tener algo más de definición que la D80, con ajustes en "normal", es decir sin forzar nada en ninguno de los dos modelos.


Nikon D200, muestras de ruido procesado fuera de la cámara. El ruido de crominancia empieza a dejarse notar a ISO 800, aunque no es un problema hasta ISO 3200 (H1) donde no tiene tratamiento posible. Es un poco justo para publicar en Internet a esta velocidad ISO, las demás velocidades de sensibilidad son buenas para imágenes escaladas a tamaño web. Para conseguir imágenes totalmente limpias a plena resolución es mejor no pasar de ISO 400
Nikon D200, muestras de ruido procesado por la cámara. La D200 dispone de varios niveles de reducción de ruido (NR) a ISOs altos, como opción. A ISO 1600 el ruido parece controlado, a ISO 3200 (H1) el ruido está fuera de control, quizás por este motivo Nikon no ha considerado ISO 3200 dentro de las sensibilidades recomendadas. La imagen de fondo es la imagen completa escalada, a ISO 3200 con reducción de ruido "normal"; calidad un poco justa para publicar en Internet, aunque si se aplica un control de ruido en opstproceso digital puede mejorar un poco.


El nivel de ruido es uno de mis mayores "peros" de este modelo. Se puede equiparar al nivel de ruido de la D80, quizás el procesado sea un poco mejor en este sentido, pero las imágenes tienen bastante mas ruido que las de las siguientes generaciones de cámaras, la D5000 y D300 sin ir mas lejos. Estas dieron un paso adelante, siendo cámaras usables hasta ISO 800-1600, cuando esta D200 consigue parecidos resultados a ISO 400. El ruido de color se adivina desde ISO 200-400, si subexponemos la escena en el disparo y levantamos los niveles en digital, a ISO 200 tenemos ya muestras del ruido cromático y a ISO 400 ya no muestras sino evidencias. No es tan "cantarín" como el ruido de la D70, para nada, pero está a medio camino entre esta D70 y las siguientes D300-D5000, que lo bordaron. De todas formas solo siendo exigentes descubrimos este artefacto, porque en condiciones normales a la hora de visualizar imágenes o imprimirlas no notaremos nada raro, solo si ampliamos las fotografías con lupa.

ajustes y funciones varias

Para descubrir todas sus posibilidades no hay mas que ojear el manual, imposible describir todas las funciones de esta Nikon D200 en una sola página. Me quedo con lo mas reseñable.

Que no se me olvide la mención a la ráfaga de cinco fotogramas por segundo que la D200 es capaz de conseguir. Un dato que agrada a los fotógrafos deportivos y que puede servir también para la fotografía social y retratos de estudio. Se puede configurar a alta velocidad con lo que se alcanzan esos 5fps, y también a velocidad controlada de 1,2,3 o 4fps. A todo esto la velocidad máxima de obturación es de 1/8000s.


otro macro con tubos de extensión automáticos y Tokina 70-210mm f4, a pleno sol: sin flash, 1/250s f5.6, Auto ISO configurado hasta ISO400, pero no subió de ISO 100 en este caso


Suelo desactivar la función auto-ISO en condiciones de luz favorable, aunque se puede llegar a ISO 400 sin problemas notables de ruido, con lo que tenemos esa bala en la recámara si necesitamos potencia para disparar, en fotografía deportiva o de acción por ejemplo. En condiciones de luz justa, donde no falta pero tampoco sobra, podemos subir a auto-ISO 800 para no jugarnos imágenes sub-expuestas. No recomiendo subir a ISO 1600 con esta cámara si vamos a imprimir las imágenes en alta resolución, para formatos grandes, posters y demás, mejor estabilizar la cámara y alargar los tiempos de exposición. Pero para publicar en Internet cualquier configuración de esta D200 será buena.

La D200 tiene una función de temporizador de intervalos, muy útil para múltiples situaciones. Es la segunda cámara que tengo que lo incorpora, muy bien. Me parece una utilidad de software que no debiera faltar en ningún equipo réflex.

a contraluz, otro macro con tubos de extensión automáticos y Tokina 70-210mm a f4, forzando la focal al mínimo para separar las hojas de Nandina del fondo. La medición de color de la D200: sin palabras, solo decir que la cámara sobreexpone ligeramente, gracias a su espléndido rango dinámico, podemos bajar la exposición a -0.7 (compensación de la exposición)

 

Existe la posibilidad de guardar configuraciones de modo de disparo en los "Bancos" del menú fotográfico, tenemos hasta cuatro opciones de configuración, con la posibilidad de nombrarlas. Es bastante cómodo, y hay muchas opciones de cara a nombrar carpetas y archivos. Por cierto la D200 permite incluir un comentario de imagen en las fotografías, no tenemos símbolo de "copyright" pero sí una arroba para escribir una dirección de e-mail por ejemplo.

La D200 prevee el uso opcional de un GPS externo conectado al terminal remoto de 10 contactos (el mismo que para disparo remoto por cable), aunque según el manual se limita a dos modelos concretos de GPS, de terceras partes. Bueno es saberlo, aunque esta utilidad se ve reservada a uso profesional muy específico, obviamente. ¡Y como me gustaría que mi cámara incorporara un GPS interno, que además tuviera mapas que se pudieran consultar en el LCD! (Y un teléfono con conexión wi-fi a Internet incorporada, con grabadora de datos de voz, ya que estamos. Ya vendrán esos tiempos...)

Sobre los modos de disparo, además de los ya citados modos de ráfaga tenemos una función de disparo con espejo levantado, con lo que tenemos que disparar dos veces seguidas, una para subir el espejo y otra para tomar la fotografía. La Nikon D200 no da posibilidad de usar los disparadores remotos por infrarrojos convencionales, aunque sí la posibilidad de disparar por cable. Esta función de disparo con espejo levantado es muy útil para reducir al mínimo las vibraciones que pueda inducir el chasquido del espejo, para fotografía de aproximación verdaderamente extrema, con fuelles, apilamiento de imágenes para ganar profundidad de campo y demás. No es para un uso "normal".


otra toma donde la medición y el rango dinámico de la D200 quedan en evidencia: fotografías de calidad. Creo que me puedo permitir comparar la medición con la D5000, que parece la misma que la de la D300, y puedo decir que el proceso de la D5000 ofrece mas contraste que esta D200, que parece jugar más con el rango dinámico que con el contraste. En cualquiera de los dos casos los resultados son buenísimos

conclusiones

Lo mejor de esta Nikon D200 está en su calidad de construcción, indudablemente, un cuerpo profesional sellado contra las condiciones climáticas adversas, de mucha calidad. Resta por ver si la calidad de construcción está en línea con las prestaciones y la calidad de imagen. Hace diez años cuando se construyó, la respuesta era positiva, muy positiva. Hoy día construyen cámaras mas rápidas y con mas megapixels rindiendo mejor calidad de imagen, pero no notaremos diferencias si no es en impresiones grandes en papel, o visualizando las imágenes con mucha ampliación en el PC. La Nikon D200 sigue sirviendo buenas o buenísimas fotos, poniendo muchos medios al alcance del fotógrafo para su consecución, con prestaciones profesionales al uso.

Digamos que los peores datos pueden ser la baja autonomía y un nivel de ruido alto a ISOs considerados hoy "bajos", de lo mejor en su día pero los nuevos sensores dan imágenes algo mas limpias. A pesar de la mención, teniendo en cuenta que hablamos de una cámara diseñada y producida hace ya casi diez años el dato no es malo.


a contraluz, tubos de extensión automáticos y Tokina 70-210mm a f4. El color, en su punto, si se quiere saturar más la fotografía cada uno es libre de hacerlo en post-proceso digital, pero el tratamiento de color de la D200 en combinación con su rango dinámico es perfecto.

Por lo demás ¿que le puede faltar para marcarse la etiqueta "profesional"? Por ejemplo una utilidad de "microajuste AF", como tienen otros modelos de cámara mas recientes, para objetivos "no muy bien calibrados" (normalmente de terceras partes, no Nikon) o para clavar el foco con objetivos con aperturas muy grandes. Podemos decir también que la D200 prevee y admite el uso de grip accesorio para disparo vertical, lo que debería incorporar toda cámara profesional. ¿Porqué no incluirlo de serie, o integrado en el cuerpo ya que estamos? Otro pero importante es la gestión energética de la cámara, que se revela gastona a mas no poder. El grip resulta un accesorio casi casi obligatorio para sesiones profesionales de larga duración, o para la realización de reportajes de fotografía deportiva con disparo en ráfaga, para no tener que ir pendiente del nivel de la batería.

Resumiendo, una señora cámara con muchas funciones, con un señor cuerpazo, prestaciones profesionales con pocas pegas para todo tipo de fotografía sobre todo en condiciones de buena luz, buena-muy buena calidad de imagen, y como pero mayor con autonomía limitada. Ya no se fabrica ni se vende nueva, pero una opción muy accesible para conseguir de ocasión como segundo cuerpo en una mochila "pro", o como primera cámara de fotógrafos avanzados.


Nikon D200

Réflex digital con Sensor CCD 23,6 × 15,8 mm
Píxeles totales: 10,92 millones
Montura Nikon F con acoplamientos AF y contactos AF
Almacenamiento: CompactFlash de tipo I y II; Microdrives
Formatos de imagen en pixels: 3872 × 2592 (RAW/NEF, JPG), 2896 × 1944 (JPG) y 1936 × 1296 (JPG) y 3 opciones de calidad para JPG. NEF (RAW) y NEF + JPG
Visor pentaprisma óptico a nivel del ojo
Exposición de 1/8000s a 30s, Bulb
Sincronización del TTL a velocidades de hasta 1/250s.
Flash integrado 100 ISO: 12m (13m manual)
Ráfaga: hasta 5 fotogramas por segundo
Pantalla LCD TFT de 2,5 pulgadas y 230.000 puntos
ISO 100 a 1600 y 3200 forzados
AF único, continuo, manual - zona única, dinámicade grupo o sujeto mas cercano.
11 o 7 puntos de enfoque disponibles.
Alimentación: batería recargable de iones de litio EN-EL3e con cargador rápido MH-18a / adaptador de CA EH-6
Medidas aprox. 147×113×74 mm
Peso: 830 g. sin batería ni accesorios


f
otos y textos por ©2014 Juan Gaston Alonso para masternautas.com