cámaras: Fujifilm Finepix S3 Pro


un "cuerpazo" de escándalo... Fujifilm S3 Pro

Hay determinados modelos de cámara y de objetivos réflex que no caducan en cuanto a calidad de resultados; esta Fujifilm se dejó de fabricar hace unos ocho años, pero puede seguir dando que hablar gracias a su sensor de alto rango dinámico. Mas adelante detallo mis impresiones de su uso y disfrute y descubro algunos matices interesantes que no he tenido ocasión de leer en otras reseñas de este modelo de Fuji.

Invito a visitar la página del fabricante www.fujifilm.com para obtener el listado completo de las funciones de esta cámara, que es extenso, dicho esto para el que no la conozca por encima de antemano. Daré mis impresiones centrándome en mi experiencia de uso.

principales características

Es una cámara de construcción Fujifilm (dicho esto para distinguirla del cuerpo del modelo Fujifilm S5 Pro fabricado por Nikon), y con montura Nikon para objetivos Ai-Ais. Admite objetivos AF y AF-s.

Fujifilm Finepix S3 Pro con Nikkor 50mm 1.8 AF

La limitación del uso de objetivos está en las ópticas no AF o sin confirmación de foco con las que no tenemos medición de la exposición, teniendo que medir en modo manual, "a ojo". No problemo en tal caso para una cámara digital, se saca una foto de muestra de la escena, se previsualiza y nos podemos hacer una idea de los ajustes necesarios, no hace falta perder tiempo y un dineral en carretes y revelado o tiempo en mediciones manuales de luz. Yo mismo saco el 99% de mis fotos en esta situación, y casi lo prefiero.

Con esta cámara se sacan fotos de entre seis y doce megapixels de resolución. Digamos que por su pequeño tamaño la mitad de los doce millones de "pixels" (fotositos) de esta cámara pueden contar individualmente como "medio pixel", pero garantizan un rango dinámico tremendo en zona de luces. También se puede decir que la otra mitad de "pixels", los otros seis millones, son de generoso tamaño y que devuelven mucha calidad en zona de sombras, como detallo mas adelante, una cuestión igual de importante -o más- y que se suele obviar en la mayoría de reseñas versadas sobre este modelo.

Así que haciendo la media pongamos que podemos tener imágenes de nueve megapixels de resolución, con una calidad por encima de la de otros sistemas o muy muy por encima si se aprende a usar adecuadamente.

usabilidad

Está claramente orientada al fotógrafo profesional o muy avanzado, no dispone de modos automático (el habitual "Auto") ni de escenas. El modo "P" podría ayudar a usuarios noveles u ocasionales, pero la cámara no cuenta con ninguna función "Auto-ISO", lo que algunos echarán en falta. Aunque para compensar tenemos los controles ISO en la rueda de modos, resultando mucho más accesible que en otras cámaras. Es decir que la Fuji S3 deja el control de la imagen casi siempre en manos del fotógrafo.

vista superior de la S3 Pro: no hay modos de escena en la rueda superior izquierda, en cambio tenemos en ésta el control de las ISO, el acceso al menú CSM y los modos manual/semiautomáticos habituales. Debajo de esta rueda otra rueda secundaria controla los modos de disparo con un botón de bloqueo.

Nota: no hecho en falta el modo "Auto", pero sí que uso en ocasiones algún que otro modo de escena conociendo de antemano los ajustes de cada uno: profundidad de campo pequeña o grande para retrato o paisaje, Auto-ISO configurable etc. Si sabemos manejar estos modos -de los que carece esta Fuji- a veces pueden resultar de bastante utilidad.

El período de aprendizaje necesario para hacerse con el control de la Fuji S3 Pro no es muy largo, las funciones son bastante accesibles en todos los sentidos aunque haga falta un poco de práctica para no equivocarse de menús. Sin embargo no es una cámara de acción, es una cámara para pensar las fotos, para los fotógrafos a los que les guste cuidar cada una de sus imágenes. La respuesta a los controles es instantánea, la limitación la tenemos sobre todo a la hora de escribir en la tarjeta las fotos tomadas, sin llegar a bloquearse la cámara dentro de un limite razonable (dependiendo del formato de imagen, duración de una ráfaga etc.).

menú de configuración CSM accesible desde la rueda de modos, se activan las opciones desde las ruedas de obturación y diafragmado, muy cómodo. Funciones menos comunes.

menú de configuración del panel trasero: acceso rápido a las funciones de uso habitual, se activan por las flechas de la rueda del panel trasero y con los botones "Back" y "Menu OK". En esta imagen el LCD trasero superior está iluminado, la luz es roja.

El control vertical del "grip" integrado es usable, con varias pegas y sobre todo una a la que cuesta acostumbrarse: aunque éste esté encendido hay que presionar previamente el obturador principal para activarlo. Cuesta fijarse si está activado o no, se ve en el visor, pero cuando hemos acercado el ojo al visor para darnos cuenta ya estamos listos para disparar, y si no está activado tenemos que volver a semipresionar el botón de disparo principal en postura no muy cómoda si no queremos "quitar ojo" del visor y de la escena. [nota: este botón de disparo secundario tiene un interruptor "ON/OFF", no se entiende entonces porqué no esté activo cuando el interruptor está en "ON"]

El grip de la Fuji S3 Pro con su interruptor. El interruptor no tiene demasiado sentido, y por supuesto faltan los controles de disparo habituales, las ruedas de control de exposición y diafragmado. Pero puede resolver alguna situación, no está de más.
Sres de Fuji, imagino que a estas alturas habrán tomado nota hace tiempo, a mi entender le falta a este botón de disparo secundario la habilidad de poder activarse solo, como lo hace el principal. Luego está la cuestión de no disponer éste de controles de bloqueo de la exposición ni apertura ni obturación, lo que le quita mas puntos, claro. Y pasa lo mismo con otras funciones de la cámara, dependen del "despertar" del botón de disparo principal, para visualizar imágenes por ejemplo... creo yo que éste es el mayor factor, por tonto que parezca, que mas separa a esta Fuji S3 Pro de una cámara 100% profesional de gama alta. La verdad es que ralentiza y puede hacer perder algunas tomas.

Por lo demás el "grip" es de una ergonomía muy buena y permite fotografiar con comodidad. Yo incorporaría un control de este tipo (mejorando las funciones citadas antes) en todas las cámaras réflex sin excepción, dadas las posturas que hay que adoptar para sacar tomas verticales con el botón superior en una réflex sin "grip". La comodidad extra ayuda a sacar mejores fotos, permite al fotógrafo centrarse en el encuadre mejorando la estabilidad lo que repercute positivamente en la nitidez de las tomas. Incluso la altura extra que le da al cuerpo beneficia las tomas normales (horizontales) para los fotógrafos con manos mas grandes, permitiendo un mejor agarre del cuerpo y tomas mas estables en cualquier circunstancia. En la práctica echo de menos no encontrar en el mercado un grip vertical accesorio para mi Nikon D70, como lo tengo en mi D80.

mecánica y construcción

El cuerpo es de una construcción bastante sólida y da sensación de robustez, sin llegar a ser demasiado pesado para sus dimensiones.

Esta es mi tercera cámara Fujifilm digital y al respecto primero detallaré el aspecto mas negativo. Las gomas del cuerpo y la rotulación de los botones: digo yo ¿qué costará endurecer las gomas y anclarlas mejor al cuerpo de la cámara para que no acaben despegándose, y rotular los botones de forma que no se borren los iconos?... pero no es un problema propio de este modelo ni de esta marca, aunque tengo tanto la S3 Pro como la S6500fd con problemas parecidos de gomas y rotulación. El problema de las gomas se puede apreciar en la imagen superior. Después de despegarse del cuerpo hubo que volver a adherir la pieza, que para colmo se "rajó"... un problema menor pero que desluce la máquina, impropio de una cámara de este nivel.

un cuerpo compacto a juego con un Nikkor 50mm 1.8 AF

Por lo demás la cámara está muy bien construida y chapeau al botón de disparo, es de lo mas sutil y agradecido. Por otra parte además de poco sonoro el chasquido del espejo no produce aparentemente vibración alguna en el cuerpo, lo que se agradece sobre todo para tomas con trípode, dado que no cuenta con función para retardar la exposición y evitar la trepidación del chasquido.

Un apunte sobre la electrónica de la cámara: no tiene aislamiento interno con lo que por supuesto la cámara no es sumergible (risas y aplausos), dicho esto por un no-experto en microelectrónica, téngase en cuenta. Pero ojo, no solo parece bastante vulnerable a la humedad ambiente. Debajo de las gomas del cuerpo de la cámara hay aperturas descubiertas en el cuerpo (!) donde van los enganches de las gomas, ojo por si estas se despegan y dejan a la intemperie la electrónica interna. No conviene sacarla en días de lluvia, para entendernos.

El manejo del AF es bastante sencillo. La rueda de modos es un poco durilla al uso pero muy accesible con el pulgar derecho, con un testigo de control que permite no perder la visión de la escena por el visor. Tiene cinco puntos de enfoque, muy cómodos de seleccionar. Es fácil hacerse con él. El motor AF tira bien de los objetivos AF sin motor de enfoque incorporado. Autoenfoca rápido en condiciones de poca luz con un 35-80mm (objetivo no muy luminoso) con pocos errores de foco, lo que habla bien de este sistema.

flash - sistema de iluminación

Para el uso de flash la cámara incorpora un sistema "D-TTL", cuyo funcionamiento desconozco. Acostumbro a disparar flashes externos en modo manual, con lo que no supone mayor problema para mí. El flash de la cámara es configurable en potencia a través de un botón muy accesible al lado del disparador y la función se controla a través de la rueda principal (la que manejamos con el pulgar que controla la obturación). El control se hace muy rápido, aunque en mi caso no le doy ningún uso, a lo mejor otra función podía haber encajado mejor que esta en este lugar que es de acceso immediato. Hay que decir también que la cámara cuenta con un conector extra para flashes por cable PC-sync, además de la habitual zapata encima del flash integrado.

La cámara sincroniza el flash a 1/180s de velocidad máxima, un dato poco estimulante para los que hacemos strobist en foto macro, e imagino que para muchos otros usos en fotografía deportiva a la hora de congelar imágenes con flash. Si pasamos, con el flash de la cámara u externo encendidos, de una velocidad superior a 1/180s, por el visor del espejo veremos como se ilumina el icono del flash en rojo mientras que la velocidad de obturación se fija en 1/180s. Pero por el LCD superior veremos parpadear la velocidad seleccionada, superior a 1/180s. En este caso la cámara tomará la foto a 1/180s, no hay que dejarse llevar por la velocidad marcada en el LCD superior. Esto puede llevar a confusión, sin ir mas lejos cuando estamos usando el grip vertical, por ejemplo.

alimentación

La cámara se alimenta de 4 baterías AA alcalinas o recargables NImh. Tiene bastante apetito, disparando en RAW + rango dinámico extendido un juego de AA recargables Ni-mh 3000 puede con unas 90 fotos, sin forzar ni usar el flash pero escribiendo archivos de 24mp en la tarjeta. Con RAW + rango dinámico normal escribe archivos de unos 12mp y el juego de pilas anterior consigue unos 140-150 disparos aproximadamente. No he probado a disparar solo en JPG pero imagino que mejorará un poco, parece que la operación de escritura influye bastante en el gasto de energía. Dicho esto, utilizo muy poco el AF y el flash (de la cámara), y previsualizo el 50% de las tomas en el LCD.

Si vamos a usar esta cámara devoradora de pilas en estudio o en un trípode en un área controlada recomiendo el uso del adaptador de corriente de tipo AC-5VX. No solo nos hace despreocuparnos de la duración de las baterías sino que además recarga de forma pasiva la pila interna de la cámara, la que descargada nos podría hacer perder la configuración, la hora y muchos parámetros haciéndonos volver a los parámetros de configuración de fábrica en cada cambio de pilas. He tenido la suerte de no comprobar este hecho con la Fuji S3, pero sí con la Fuji S6500fd. La Fuji S6500fd dejó, después de varios años de uso, de mantener su configuración personalizada en cada cambio de pilas, es decir que al perder una fuente de alimentación alternativa (al quitar las pilas AA descargadas para cambiarlas) la cámara perdía TODA configuración interna, hora, ajustes de usuario, etc. Configuración que había que reestablecer en cada cambio de pilas, un auténtico dolor de cabeza. Bienvenido ese adaptador de corriente, el AC-5VX es el mismo para la Fuji S3 y para la S6500fd, que le ha devuelto a mi S6500fd la carga suficiente a la pila interna ¡para no perder la configuración en los cambios de pila!

calidad de imagen:

he aquí buena muestra de lo que es capaz esta cámara, captando plenos detalles de luces y sombras en un fuerte contraluz, con una gama de colores impresionante (gama de color versus saturación de color).
mas fotos de la Fujifilm S3 con el Nikkor 50mm

- color

El tratamiento del color de esta Fujifilm es excepcional. La mayoría de usuarios de cámaras digitales buscan colores vivos y saturados, cuando la realidad no se corresponde con imágenes tan llamativas vistas en un ordenador (impresas -en papel- la cosa cambia también). En el proceso de sobresaturación de las imágenes, éstas pierden muchísima calidad. La Fujifilm S3 Pro también ofrece dos modos especiales, uno para fotografía con flash y otro simulando las películas de negativos de tipo "Velvia" que devuelve imágenes "vibrantes", al uso de la demanda del "gran público". Pero incluso este modo de colores saturados mantiene la calidad de la gama, es impresionante.

Si a la vez que podemos hablar de rango dinámico para la luminosidad habláramos de rango dinámico de color, esta Fuji bate todas las marcas y referencias que haya podido ver. Mantiene la gama de colores de la fotografía en zonas medias del histograma, donde no se queman los registros, al igual que lo hace con la luminosidad general de la toma, como veo mas adelante. Es espectacular; en la práctica -por poner un ejemplo- fotografiamos una rosa roja o un geranio, que parece de un solo color fotografiado por otras cámaras, pues con esta Fuji descubriremos matices nuevos en el color de estas flores. Y para colmo podremos jugar con la saturación de la toma sin perder detalle fino ni emborronar la imagen. Wooow.

¿quieres color? pues toma color.
mas fotos de esta Fujifilm S3 con el Nikkor 50mm

- rango dinámico

Disparar en RAW (archivos .RAF de esta cámara) nos permite muchas cosas. Esta Fuji ofrece dos opciones de RAW, con rango dinámico normal y ampliado, dando archivos de 12 y 24 mp de tamaño en disco. No se bien cómo va, pero imagino que los RAW con dinámico ampliado llevan la información de los 6 + 6 millones de fotositos individualmente, y los RAW de rango dinámico normal llevan los cálculos de la interpolación de estos fotositos incorporada. Se puede disparar en JPG también con este rango dinámico ampliado, en varios tamaños.

En la práctica: con rango dinámico normal podemos conseguir en fotografías de paisaje a pleno sol detalle en las nubes y una luminosidad muy buena del suelo en la misma foto, algo imposible de conseguir con una cámara "normal", sin edición digital por supuesto. Y con rango dinámico ampliado esta cámara simplemente se sale de todos los registros habidos y por haber.

sin comentarios... la previsualización de un RAF de la Fuji S3 con un Nikkor 28-105mm AF-D sin editar, ahí van los datos EXIF, tomando nota por supuesto del rango dinámico ampliado 400%, pero también de los parámetros de contraste y color. Tenemos todo el detalle de las nubes, en edición digital podremos levantar a voluntad las sombras y la saturación sin prácticamente pérdida de calidad.
Filename - DSCF1423.RAF | Make - FUJIFILM | Model - FinePix S3Pro | ExposureTime - 1/250 seconds | ISOSpeedRatings - 100 | ShutterSpeedValue - 1/256 seconds | ApertureValue - F 11.31 | FocalLength - 52.00 mm | ExposureMode - Manual | White Balance - Auto | SceneCaptureType - Standard | Contrast - Normal | Saturation - Normal | Sharpness - Hard | Dynamic Range - Wide | Dynamic Range Setting - Wide2 (400%)

A esto le tenemos que sumar que debido a este rango dinámico excepcional en edición digital podemos jugar a voluntad con las zonas de luces, ¡¡¡pero también con las zonas de sombras!!! El problema de jugar con las zonas de sombras con las fotos de una cámara "normal" es el ruido cromático que se desprende de aumentar la exposición en post-proceso digital, levantando un ruido cromático que afecta al color y la nitidez de la fotografía. Esta Fujifilm S3 parece CARECER de ruido cromático en ISOs bajos, es impresionante levantar las zonas de sombra forzando un poco y descubrir un muy leve ruido de luminancia, parecido al grano de la película de negativo, pero sin rastro de ruido cromático (ver foto siguiente). Sin comentarios. Es algo de lo que no se habla, se habla mas del detalle que la S3 da en zonas de altas luces, pero este tema del bajo nivel de ruido cromático tiene muchas más relevancia, a mi entender o para mi gusto.

Si disparamos en JPG con el mas alto rango dinámico al 400% y luz controlada deberemos subir un poco el contraste de las fotografías en edición posterior (en RAW queda claro que vamos a editar la imagen por adelantado). El ajuste mas alto del 400% (wide 2) es conveniente solo para escenas de alto contraste, si no es mejor bajar el ajuste a valores mas discretos, wide 1 o estándar.

Un apunte sobre el rango dinámico, y es que el archivo grabado en la tarjeta con el modo RAW y rango dinámico "ampliado" se va a los 24 megapixels, no solo devora pilas si no que se merienda las tarjetas de memoria. Lo mejor si se puede es disparar directamente en JPG, tomando dos o tres fotos para asegurarnos haciendo bracketing o jugando con distintos ajustes de exposición. O usar la función descrita mas adelante por la que solo grabamos en la tarjeta a petición las fotos que pre-visualizamos.

- ruido

Lo dicho anteriormente sobre ruido correspondería a este apartado. Es una cámara con un comportamiento general excelente en cuanto a "calidad" del ruido, que se asemeja mucho al ruido del carrete de película, es poco molesto, aparece gradualmente a partir de 400 ISO muy leve, hasta 1600 ISO usable si hemos medido bien la fotografía, y dentro de lo que se puede esperar si pedimos una foto de 12mp. Lo mejor como comento antes es el bajísimo nivel de ruido cromático que hace que aún con ruido a ISOs altos las fotos no pierdan mucha calidad, la saturación y la gama de los colores y el contraste se mantienen muy bien. El control de los ISO se hace por la rueda de modos, se selecciona ISO y se suben o bajan con la rueda de control de obturación. El manejo y el acceso son muy rápidos, la pega es que no podemos usar mas que los valores 100, 200, 400, 800 o 1600, sin pasos intermedios.

Una opción no configurable en la cámara es la reducción de ruido interna. La Fuji S3 parece no activar la reducción de ruido en obturaciones por encima de 1/8s, según el manual, lo cual no es un problema en la mayoría de situaciones. Para mí perfecto, salvo que ¡no se puede desactivar! Si estamos trabajando con trípode y poca luz y queremos sacar unos geranios con tonos rojos saturados por poner un ejemplo, la reducción de ruido puede restar mucho detalle de las zonas altas de color, un detalle a tener en cuenta.

a la izquierda, miniatura del RAF original: medición forzada del disparo en zona de luces para conservar todo el detalle de los reflejos de la luz solar en las gotas de lluvia. Las hojas verdes han aparecido "misteriosamente" tras la edición digital en la imagen superior, con un bajísimo nivel de ruido cromático, con toda la calidad de la gama. Algo impensable con otras cámaras de rango dinámico "normal". La Fuji S3 Pro no sólo se defiende bien en zona de luces, lo hace también en zona de sombras de forma magistral.

- nitidez

En este apartado se debe tener en cuenta que la Fuji S3 no es una cámara "normal", puesto que podemos sacar imágenes de seis u doce megapixels, según la interpolación entre distintos modos. Los resultados con el modo de nitidez en OFF no llegan a ser blandos, y no son mejores en seis u doce megapixels, la nitidez no depende demasiado del tamaño de la imagen. Pero en conjunto no resultan fotos escandalosamente nítidas viéndolas al 100% en pantalla del ordenador, lo que tampoco quiere decir que no vayan a devolver un nivel de detalle bueno, téngase en cuenta.

Al respecto me parece mejor desactivar la nitidez del todo y tratarla en el post proceso digital si buscamos la máxima calidad en este campo. Tenemos tres modos en la S3, OFF, STD y FUER (de fuerte, en el menú español). Yo lo tengo en OFF, el modo STD no cambia mucho del OFF, y el modo fuerte deslava un puntito la imagen, a nivel de pixels a 12mp, ojo, el modo fuerte es perfectamente usable. Sabiendo esto si además tenemos buena técnica en el procesado digital de las imágenes, es mucho mejor el modo OFF para sacar el máximo de cada foto posteriormente, sin que la cámara controle la nitidez. Pero para tirar JPGs de la cámara cualquiera de los modos es bueno, al gusto; si sacamos JPG de alto rango dinámico con la nitidez "FUER" forzada vamos a conseguir imágenes muy nitidas, un ajuste conveniente y super-resultón para paisajes.

un Nikkor 50mm 1.8 a plena apertura montado en la Fujifilm S3 Pro, a pleno sol (!), con rango dinámico ampliado al 400% y nitidez en modo "soft" (suave) en archivo RAF. La fotografía aquí publicada está (ligeramente) editada, pero se ve claramente que no se pierde detalle ni en zona de luces, ni de sombras. La nitidez es francamente buena editando la foto a 12mp, aún en modo suave.

Sobre la nitidez, una pieza importante al uso es el LCD trasero en el que podemos previsualizar la imagen. Es de muy buena calidad, con lo que podemos comprobar con facilidad si la foto que hemos tomado ha salido movida o no, para imágenes JPG. Cuidado, para RAW no se puede comprobar bien la nitidez de la imagen porque estaremos viendo el zoom sobre la previsualización del RAW (1440 X 960 pixels), no a la resolución total de la imagen almacenada en el encapsulado RAW.

funciones especiales

La cámara tiene una utilidad que no se puede considerar "live view", que permite una previsualización de la escena en el LCD trasero de 30 segundos de duración máxima. Fotografiando con un filtro de infrarrojos acoplado a un 28mm 2.8 este modo de previsualización no podía devolver ninguna imagen, si no era apuntando al sol en el que se previsualiza una leve mancha de luz, lo demás se sumía en la más negra oscuridad. Mi compacta Fuji S6500fd -con visor electrónico- me deja ver perfectamente a través de este mismo filtro de infrarrojos, que deja pasar muy poca luz. Lo bueno de esta previsualización es que permite ampliar la imagen para previsualizar el foco con precisión, y aumentar o disminuir la luminosidad de la previsualización aunque ya digo que no es capaz de ver a través de filtros infrarrojos a pesar del ajuste al máximo.

Hablando de infrarrojos no se puede dejar pasar el hablar de la conversión de la cámara a infrarrojos instalando un filtro IR en el sensor. A diferencia de otros modelos de cámara este proceso es factible con la diferencia que en el caso de la Fuji S3 es reversible, es decir que después de haberla convertido a IR podemos de forma "sencilla" restaurar la cámara a su uso normal invirtiendo el proceso. No lo he probado - ni pienso.

dos tipos de tarjeta se pueden usar en esta S3, pero no simultaneamente activas. O bien la xD arriba, o bien la CF abajo. Se configura cual de las dos se activa.

A la citada capacidad para hacer fotografías de alto rango dinámico, el grip integrado y el uso de pilas AA le tenemos que sumar otra singularidad dentro de su segmento, y es que admite dos tipos de modelo de tarjeta, las CF card y las Xd card. La opción está muy bien, pero la cámara no dispone de ninguna utilidad de backup de tarjeta a tarjeta por ejemplo, lo único que podemos hacer es identificar la tarjeta que queremos usar, desactivando la otra, y nada más.

Una función interesante es la de poder previsualizar la fotografía antes de escribirla en la tarjeta. Se accede a través de la rueda inferior de la de modos, ¡cuidado con no dejarla activada, conviene recordarlo! es fácil usarla, da opciones de guardado a petición, pero al no volver sola al modo normal puede hacernos perder unas cuantas fotos si no nos damos cuenta de que la cámara no nos las está guardando (hay que confirmar el guardado de cada foto). Me acaba de pasar hace un rato... Es un modo útil si estamos haciendo fotos de estudio o si tenemos la cámara en un trípode, con tiempo para pensar y previsualizar cada toma. También si tenemos poco espacio en la tarjeta y tenemos que "racionar" y seleccionar las tomas antes de llenar la tarjeta.

lo bueno y lo malo

Para empezar diremos que la S3 ya no se fabrica desde hace tiempo y que se puede encontrar de segunda mano pero muchas veces con marcas por el paso del tiempo, lógicamente. A pesar de esos ocho años que como mínimo tienen estos aparatos, por lo menos en lo que respecta a la unidad que disfruto las fotos salen de la S3 como tienen que salir, sin contratiempos. Algo parecido me pasa con la compacta Fujifilm S6500fd, ha perdido el "lustre" de una cámara nueva por fuera pero las fotos y la mecánica interna de la cámara son las mismas que nueva, y tiene también unos ocho años de vida.

Es una cámara tremenda para fotografía de estudio, para producto, bodegones, retratos... Devuelve una calidad y una gama de color insuperables. La descarto para fotoperiodismo por sus dimensiones y limitaciones varias, es posible usarla para fotografía social aunque con ráfaga limitada, y no la veo para fotografía deportiva tampoco. Es muy buena opción para paisajes, para subirla a un trípode o para macro con la limitación de la baja sincronización del flash que se queda en 1/180s, un punto importante en contra. Otro detalle a tener en cuenta es que admite disparo remoto por cable, pero no por radio.

La Fuji S3 ofrece la posibilidad de usar toda la gama de objetivos con montura Nikon Ai - Ai-s y Nikon AF- AFs, se presenta como una opción golosa para los que tengan ópticas de este tipo. Algunos detalles separan a esta cámara del segmento 100% profesional, las principales prestaciones las tiene, pero por ejemplo el uso de pilas AA como única fuente de alimentación (sin contar el conectarla a la corriente) limita el uso intensivo al tener poca autonomía. El detalle de la dependencia del botón de disparo vertical y el de visualización de imágenes del de disparo horizontal también le quita puntos. Pero en definitiva es una cámara para hacer fotos de escándalo, es imbatible en rango dinámico en formato DX y devuelve una profunda gama de colores, el que le sepa sacar partido la puede disfrutar a tope.

Fujifilm S3 Pro

Réflex digital de formato DX, fabricada entre 2004 y 2006
Montura Nikon F con contactos AF
Sensor CCD de 23.0 X 15.5 mm, de 12.34 millones de pixels (S-pixel: 6.17 millones, R-pixel: 6.17 millones)
Formatos de imagen:
CCD RAW D-RANGE STD (13mb aprox)
CCD RAW D-RANGE WIDE (25mb aprox)
JPG Fine/Normal de 12mb 4256 × 2848px, 6mb 3024 × 2016px, 3mb 2304 × 1536px, 1mb 1440 × 960px
Exposición de 1/4000s a 30s, BULB
Sincronización de flash a 1/180s
Flash integrado, zapata y PC-Sync (para cable)
Ráfaga: máximo entre 2.5 fotogramas/s y 1 fotograma/s en modo JPG en alto rango dinámico.
Cinco zonas AF
Alimentación: 4 baterías AA Ni-MH / Adaptador de corriente AC-5VX
Medidas 147.8 mm × 135.3 mm × 78.5 mm
Peso: 815 g

fotos y textos por ©2014 Juan Gaston Alonso para masternautas.com