objetivos: AF Nikkor 70-300mm f/4-5.6 G


AF Nikkor 70-300mm f/4-5.6 G, con Nikon D80

Este zoom es vendido como tele de entrada de Nikon en equipos réflex de 35mm desde el año 2000. Vino a continuar el zoom tele 70-300mm ED (no confundir con este último) y a reemplazar al metálico AF 75-300mm, que superaba de largo estos entonces dos nuevos modelos en todos las prestaciones y apartados - y en precio, por supuesto. Este 70-300 G juega su baza en ser una de las ópticas mas accesibles de Nikon, y poco más. Resulta tener las mismas especificaciones que su "hermano" el Nikkor AF 70-300 ED, con la diferencia del anillo de diafragmas manual y el recubrimiento ED en el modelo ED, y viene a costar nuevo unos 200 euros IVA incluido a fecha de hoy. Con su construcción de plástico y con diafragma totalmente automático, a todas luces Nikon buscó ofrecer un zoom tele largo económico de entrada, hoy desplazado por otros diseños con motor de enfoque SWF incluido y VR, como el 55-200mm.

construcción

No es un objetivo especialmente ligero para ser todo plástico, pesa cerca de 500 gramos, lo que no nos vendrá mal para la estabilidad del conjunto. Aunque a 300mm se hará necesario e imprescindible un trípode de todas formas, incluso en condiciones de luz favorables. Tiene un peso acorde para esta práctica, no desestabiliza demasiado el cuerpo de la cámara.

Está hecho de plástico y más plástico, montura trasera incluida. No da la impresión de estar hecho para durar, desde luego, algo por debajo de lo que se espera de una marca de esta talla. Para mi sorpresa se sigue vendiendo nuevo, no sé si se seguirá fabricando o a lo mejor son stocks. Tiene una construcción parecida al también veterano AF 75-240mm, pero tiene algo mas de recorrido por esos 60mm suplementarios en el tele, lo que hace que extendido a 300m nos dé una ligera sensación de fragilidad que no es tal con el 75-240mm en la mayor focal.


Uno de los puntos débiles de este 70-300mm es el diafragma automático, sin posibilidad de uso manual. Le quita prestaciones, aunque tampoco estas iban a servir para mucho.

El autofocus funciona, y es quizás lo más reseñable de sus características. Es lento en "barrer" el amplio recorrido de enfoque, pero una vez cerca del enfoque es bastante rápido, y no se equivoca demasiado. Aunque también esto depende en parte del cuerpo de cámara en el que lo tengamos montado. Simplemente conviene recordar que no tiene motor de enfoque integrado y no funcionará el AF con las cámaras Nikon réflex de entrada, tipo D60, D3000, D3100 etc.

prestaciones de imagen

La verdad es que es de los peores objetivos que he podido probar en este apartado. Para empezar esas focales tan extremas dificultan el disparo a pulso, como no lo saquemos en un día muy muy soleado lo vamos a tener que apoyar, dada su baja luminosidad (f4-5.6) y la poca luz que sirve a la cámara al margen de esa luminosidad que permite el diafragma. Este 70-300mm nos parecerá un modelo de otro fabricante comparándolo sobre el terreno con su "hermano" el Nikkor AF 75-240mm de aspecto parecido. El 75-240mm, a pesar de tener peores cifras sobre el papel con una apertura máxima de f4.5 es escandalosamente superior, permitiendo muchas fotos sin trípode en la mayor focal. Es curioso que desapareciera el 75-240mm y se mantuviera este 70-300mm, porque las posibilidades y la calidad de imagen del primero lo hacen terriblemente superior.

Las mayores aperturas de este 70-300mm nos dan resultados suaves en todas las focales, tenemos que cerrar el diafragma a f/8 - f/10 para encontrar algo de nitidez en el foco, hablo del centro de la imagen en DX y a 70mm. Y mejor, mucho mejor subir a f/16. A f/32 obtendremos resultados similares a f/4 (!). Y olvidénse de practicar fotografía deportiva o de acción con este modelo, simplemente no es posible, es absolutamente inviable. O tener mucho pero mucho arte.

Hay quién le ve la gracia en la "suavidad" de los resultados de este objetivo para retrato, pero, y más en retrato, la calidad del desenfoque del fondo debe competir con la calidad de lo que esté en foco. Pero el "bokeh" de este modelo está lejos de ser su fuerte, si es que tuviera alguno. Este 70-300mmG se encarga él sólo de desmontar la teoría de la medición de la calidad del bokeh a partir del número de palas, contando con un diafragma de nueve palas -y redondeadas. Si hacemos zoom a 300mm por ejemplo, tendremos que subir la apertura a f/5.6, el bokeh será neutro pero lo que esté en foco resultará extremadamente suave y con desviaciones cromáticas casi casi "salvajes". Para enfocar y sacarle algo de nitidez tendremos que cerrar el diafragma a f/8, donde tampoco conseguiremos demasiada nitidez, en cambio perderemos ese bokeh que teníamos a f/5.6, y peor a la apertura f/18 con la que consiguiremos una nitidez solo medianamente aceptable del foco, en cambio tendremos un desenfoque del fondo muy intrusivo. Pero aún así, el mejor bokeh de este modelo lo tendremos solamente si el fondo está relativamente alejado del motivo enfocado, bastante alejado, muy muy alejado. En este caso se ofrece un desenfoque llamémosle neutro, pero sin ninguna calidad tampoco. Los destellos desenfocados delatan este 70-300mm, de calidad mala, siendo indulgentes. La prueba en la siguiente foto (135mm, f4.5, recorte sin escalar de zona desenfocada), es doloroso a la vista:

En cuanto al color, he obtenido colores extremadamente vivos y saturados, incluso en la configuración de color "natural" de la cámara, lo que contentará a la mayoría de usuarios a los que va destinado. No a mí. La saturación excesiva se come el detalle, lo emplastece y lo devora. Tiene remedio, le quitamos saturación y la fotografía vuelve a tener un aspecto natural sin haber perdido demasiada información de color (Nota: en la imagen superior el modo de color de la cámara está en "Natural", y le he quitado un par de puntos de saturación en la edición digital). Un punto positivo es el hecho de que las cámaras digitales Nikon resuelven bien los bordes de los colores contrastados, no se mezclan cuando se tocan, pero creo que esto se debe al proceso interno de la imagen dentro de la cámara. Algo que debe agradecer este objetivo de imágenes sobresaturadas.

Y en el capítulo de aberraciones cromáticas, difíciles de obviar en un zoom tele tan largo y versátil, un suspenso horrible en las cortas distancias. Olvídense los fotógrafos macro, unido a la baja calidad de imagen en las cortas distancias se unen unas desviaciones cromáticas impropias de la marca, muy acusadas en situaciones de alto contraste. Es un zoom pensado para disparar a lo lejos, sin duda. Y cuidado con los reflejos y destellos desenfocados, no son precisamente bonitos de ver (foto mas arriba).

mis mejores fotos con este objetivo

Al que le guste la fotografía macro, que salga corriendo al ver este modelo. La distancia mínima de enfoque es de 1,5 metros y los resultados no son presentables. Es un objetivo para paisajes o retratos con luz favorable, claramente. No se puede usar con tubos de extensión al no tener control sobre el diafragma, y si lo hacemos se ve que forzamos demasiado la imagen, debido seguramente al recorrido extremo que tiene que realizar la luz para atravesar este objetivo extendido. Algo parecido le ocurre al 75-240mm en las distancias cortas y forzado con tubos de extensión, aunque este último devuelve fotos con bastante mas calidad en este modo fotográfico.

mis consejos sobre este objetivo

El mejor consejo que puedo dar sobre este 70-300mm es comprar un objetivo de terceras partes en este rango de focales y en esta línea de precios, los Tamron y los Sigma 70-300mm son sensiblemente mas baratos en un 20-25% y dan mejores resultados, además de tener mucho mejores prestaciones, como la función macro 1:2.

Si queremos un zoom de la marca, recomiendo - aunque sea de segunda mano puesto que ya no se vende nuevo - el AF 75-240mm, sin dudarlo y en mayúsculas. Tiene una construcción parecida aunque es un punto mas compacto, pero la calidad de imagen del 75-240mm es terriblemente superior, muy superior a la de este 70-300G. Tienen algunos puntos comunes, y es que en distancias cortas de menos de tres metros ninguno de los dos aprueba, el AF es similar en los dos modelos y la construcción es parecida a simple vista. Por lo demás y sobre todo por las fotos hechas no parecen objetivos de la misma marca.

Resumiendo: lo barato acaba saliendo caro, no merece la compra si buscamos fotos de calidad. Deberían vender un trípode obligatoriamente en kit con este objetivo, y debería hacer sol todos los días para sacarle algo de provecho, y aún así. Para eso mucho mejor los mas nuevos 55-200mm con o sin VR, y con VR mejor, por supuesto, además ¡están mejor de precio! No acabo de entender como siguen vendiendo este modelo nuevo, no tiene mucho sentido. Parece por algunas reseñas vistas que este 70-300mm fue etiquetado por Nikon pero fabricado por encargo a otro fabricante, lo que tampoco parece una excusa, pero desde luego las sospechas no son infundadas. El mío lo usé para reseñarlo en esta web y lo devolví ipso-facto al mercado de compra-venta de segunda mano de donde procedía. Tiene buen precio de recompra por la "etiqueta", y poco más.

AF Nikkor 70-300mm f/4-5.6 G

especificaciones técnicas

Sistema de lentes: 13 elementos en 9 grupos
Angulo de visión 34° 20' a 8° 10'
Nº de aspas del diafragma 9
Apertura máxima f4 a 70mm, f5.6 a 300mm
Apertura mínima f32-f45
Distancia mínima de enfoque 150 cm
Tamaño de rosca para filtros 62mm
Aumento máximo 1:5
Dimensiones min. (diámetro x largo) 74 x 116 mm
Peso 500 g. aprox.
Accesorio: parasol de bayoneta HB-26

Precio de 2ª mano usado: entre 80 y 100 euros

fotos y opinión por ©2013 Juan Gaston Alonso para masternautas.com