recomendaciones: compras de ocasión

 

¿qué cámara compro? - ¿qué puedes encontrarte cuando compras una cámara que ha estado mucho tiempo parada y/o guardada en un lugar húmedo? - el obturador y el número de disparos - las baterías - el sensor de una réflex - el flash - el visor - las gomas y las señales de uso - accesorios - los objetivos - las compras en ebay u similares - en definitiva...


¿Estás pensando comprar una réflex digital de ocasión? En este post trato de ofrecer información que puede ser de interés y que puede servir de pequeña guía a compradores de material fotográfico réflex digital en el mercado de segunda mano.
réflex digital Nikon D80 con tubos de extensión y un duplicador, colgando de un Nikkor 300mm 1:4.5 Ai

Como usuario de fotografía digital y editor de esta página compro - y vendo - material fotográfico de ocasión para reseñar y ofrecer contenidos, a la vez que disfruto de la fotografía. La mía es una afición cara si me descuido, y no me puede permitir ni de broma el acceso a productos nuevos con garantía del fabricante solo para probarlos. La cantidad de reseñas escritas en esta página vienen de la rotación del material fotográfico de ocasión que compro y vendo a menudo. En mi caso intento comprar a buen precio para luego, una vez reseñado el artículo, poder revenderlo rápidamente en las mejores condiciones y disponer de sitio y efectivo para nuevas compras que reseñar. Me interesa comprar en buenas o muy buenas condiciones, es como me puedo permitir probar tantas cámaras y objetivos. Así que, sobre estas humildes experiencias, ahí van indicaciones que pueden ayudar a hacer buenas compras a usuarios sin experiencia en este "mundillo".

¿cómo comprar un equipo réflex digital de ocasión?

¿qué cámara compro?

Por supuesto, si no te interesa perder tiempo comprobando la calidad y el estado de un producto de ocasión que no tiene garantía, no sigas leyendo, y mucho mejor comprátelo nuevo con garantía del fabricante. Huye de este post porque estarás perdiendo el tiempo.

Lo primero que tienes que saber es lo que quieres hacer con la cámara, qué tipos de fotos quieres sacar. La mayoría de los modelos de cámaras digitales modernas están sobredimensionadas para las necesidades de usuarios no profesionales, difícilmente se aprovechan todas las funciones ni las capacidades que ofrecen. Estaremos pagando dinero de más si solo vamos a usar una réflex en cumpleaños familiares o en un par de viajes ocasionales. Mejor o mucho mejor una compacta, más fácil de usar y seguro que hace mejor función, sin bromas. Nada nuevo, una recomendación que seguro que ya has leído por ahí, pero que no falte en este post.

Al lío...

¿qué puedes encontrarte cuando compras una cámara que ha estado mucho tiempo parada y/o guardada en un lugar húmedo?

Para un uso amateur desaconsejo de entrada la compra de una réflex con objetivos, es dinero perdido de entrada. Queda muy aparente en la vitrina, pero deben saber también los usuarios que las cámaras encerradas demasiado tiempo, como las de usuarios ocasionales, presentan problemas de electrónica (por condensaciones varias y otras) a medio y largo plazo. Si no se va a dar uso conviene acordarse de sacarla de paseo de vez en cuando para que "le de el aire", si están demasiado tiempo paradas pueden incluso dar problemas serios. Además conviene guardar la cámara en un lugar seco y frío, si es posible acompañada de alguna que otra bolsita secante. Algo parecido o peor puede llegar a pasar con cámaras compactas.

Te puedes encontrar con estos problemas también si has comprado la cámara a distancia y ha estado mucho tiempo en tránsito (Correos a veces te la puede tener quince días "dando vueltas" a saber donde), conviene que la cámara esté bien embalada por los posibles golpes del viaje, pero sobre todo que viaje con una bolsita secante de compañera. De todas formas si la cámara estaba bien antes del envío y te ha llegado con problemas no te alarmes, prueba primero a sacarla para que le de el aire antes de reclamar nada, posiblemente no le pase nada y desaparezcan los problemas cuando se disipe la condensación.

Para usuarios mas avanzados, los viajes de las cámaras réflex dando vueltas por el mundo no parecen convenir a los sensores digitales con muchos megapixels, de transistores "apretados". Nada por lo que alarmarse demasiado, pero se puede hacer una comprobación rápida del tema, con un programa que reconozca los "hot pixels" (por ejemplo "DeadPixelTest"). Se sacan fotos con la tapa del objetivo puesta (y la del ocular también), en distintas sensibilidades ISO de la cámara en exposiciones largas mayores de un segundo, da lo mismo el diafragma, saldran negras, claro. Las pasamos por el programa y comprobamos los "hot pixels". Creo que la mayoría de cámaras nuevas tienen "hot pixels", no alarmarse, ojo. Podemos hacer la prueba cuando recibimos la cámara y si la hemos guardado bien en un lugar seco repetirla una semana mas tarde por ejemplo, a ver si han mejorado los resultados. Me temo, sospecho y estoy convencido, que esos "hot pixels" provienen la mayoría de la condensación de humedad en los circuitos del sensor de la cámara. Así que toca guardarla en lugar seco. Y darle uso a menudo.

el obturador y el número de disparos

Primero hay que aclarar que los fabricantes no pueden garantizar que las cámaras alcancen un determinado número de disparos. Pueden ofrecer una reparación de un dispositivo que no llegue a un número determinado de disparos, pero salvo raros fallos de fabricación, en la gran mayoría de casos la vida de nuestra cámara dependerá de que la cuidemos mejor o peor. Si compramos una cámara con una vida útil del obturador estimada en 100000 disparos, y la tenemos todos los días dando tumbos (en el transportín de una bicicleta de montaña por ejemplo yendo por caminos empedrados) es posible o casi seguro que en el mejor de sus sueños el obturador aguante tantos ciclos si no se quede en la mitad de los previstos, aunque aparentemente la cámara no haya recibido golpes fuertes. Y la humedad y el polvo pueden también afectar bastante a la mecánica general de la cámara. De media y leyendo reseñas de fotógrafos avanzados que exprimen "a tope" sus cámaras me parece que con cuidados normales se puede conseguir doblar las estimaciones publicadas por el fabricante. Y si además estamos comprando una cámara cara, a lo mejor compensa simplemente cambiar el obturador en un servicio técnico que tener que comprar otra unidad, dependiendo si el resto de la mecánica y electrónica están en buen estado, por supuesto.

El número de disparos normalmente se puede ver en los datos EXIF de las fotografías. No en todas las cámaras, por ejemplo no he conseguido sacar el dato en la Fujifilm S3, no sé si un ST de Fujifilm podrá saberlo. Hay páginas en Internet a las que se pueden subir fotos para comprobar el número de disparos también, aunque recomiendo hacerlo de forma rápida (muy rápida) con Irfanview, ver NOTAS anexas. En principio esos datos no son modificables, para que no te engañen, si las imágenes son originales de la cámara, sobre todo si son RAW. Los JPGs pueden dejarse cambiar el contenido de la imagen manteniendo datos EXIF, lo que puede llevar a trampas. Es importante que si pides una foto de prueba ésta lleve el día exacto en la que fue tomada en los EXIF. Fíjate en la fecha, si es anterior o bien la cámara está mal configurada, o bien te están intentado dar gato por liebre. El método mas seguro es pedir una foto RAW con los datos de fecha actuales, la imagen del encapsulado del archivo RAW no es modificable.

las baterías

Cuidado con las baterías, si la cámara tiene pilas AA (como las alcalinas "de toda la vida") pregunta al vendedor que compruebe y confirme que el compartimento de las pilas no tenga corrosión. La corrosión aparece cuando las alcalinas han estado mucho tiempo "paradas" sin usar en la cámara (comprueba de paso en tu casa teléfonos a pilas sin usar o relojes despertadores guardados, ya verás...). Las pilas recargables no dan ese problema, ni las pilas de litio.


en la imagen el óxido de las pilas alcalinas que se habían quedado demasiado tiempo en un portapilas de un flash... cuando el óxido se ha comido el metal como en estos dos casos, lo mejor es tirar a la basura (al contenedor correspondiente) el dispositivo. El flash sigue funcionando, por supuesto, pero este portapilas que es una pieza separada ya no tiene solución. Si el portapilas hubiera estado en este estado montado mucho tiempo montado en el flash, y no guardado aparte, podía haber dañado también la circuitería del flash, ojo con las pilas alcalinas.

Una corrosión leve por pilas en mal estado o "pasadas" puede tener arreglo, pero una corrosión fuerte posiblemente te puede destruir el dispositivo entero o provocar un mal funcionamiento parcial o total del aparato, por "comerse" el metal conductor del circuito electrónico. Se ve la corrosión en los contactos metálicos de los polos del portapilas, como una "costra" de color. Esa costra se puede quitar con vinagre y una lima por ejemplo, cuidado porque es peligrosamente abrasiva para los ojos y contaminante, conviene hacerlo con guantes y que "eso" no entre en contacto con la piel ni mucho menos con los ojos, o ingerir. Y que los restos y el polvillo no se esparzan por todas partes dentro del aparato, claro. Los flashes suelen presentar este problema, al estar muchas veces relegados y olvidados con las pilas puestas en la mochila de los fotógrafos (mala costumbre, ésta). Asegúrate de no comprar un dispositivo con estos problemas si no han sido resueltos antes de comprobar el buen funcionamiento de la cámara o del flash.

Hay cámaras que tienen testigos de carga de las pilas o baterías, y que también dan su nivel de vida útil. Pregunta al vendedor si te puede decir cuanto uso ha tenido la batería y si sabe la vida que le queda. Las baterías son a veces piezas caras, si son originales, siempre puedes comprar baterías genéricas nuevas en ebay o Amazon a buen precio pero sumando este tipo de "tonterías" acabas pagando mucho más dinero que el que pensabas en un principio si te descuidas. Y en muchos casos las baterías "genéricas" (no originales del fabricante de la cámara) valen para dar energía por supuesto, pero pueden no valer para algunas funciones para las que son diseñadas las originales del fabricante, cuidado. Asegúrate siempre de disponer de al menos una batería original del fabricante para tu cámara, y de repuesto las genéricas si quieres, pero siempre una original por lo menos.

el sensor de una réflex

Nota: este apartado es para usuarios un poco mas avanzados y acostumbrados a la edición digital de sus fotos. Las cámaras compactas con objetivos fijos no intercambiables no suelen tener estos problemas de acumulación de polvo, suelen tener sensor y ópticas funcionando "al vacío", aunque sí que pueden tener los llamados "hot pixels".

Si sacas una foto al cielo en un día soleado en modos automáticos, es posible que veas "puntos" oscuros o manchitas en las fotos. Saca varias fotos y si los puntos aparecen en el mismo sitio... es que el sensor de tu cámara necesita una limpieza. No es obligatorio, pero es conveniente de vez en cuando limpiar el sensor de una réflex. Aún cuando tu cámara tenga una función de "limpieza del sensor", éste puede acumular polvo persistente que no puede sacudir la vibración del limpiador.

esto son motas de polvo en el sensor. En ocasiones es posible quitarlas con el soplido de una perilla de aire, en otras tendremos que proceder a realizar una limpieza del sensor. Estas motas de polvo se perciben cuando sacamos fotografías con diafragmas muy cerrados, cuando trabajamos a máxima apertura no se perciben. En esta foto el diafragma está cerrado a tope en un Nikkor 18-70mm a 70mm a f/27, un valor de diafragmado que nos permite detectar cualquier mota de polvo y rastros de líquidos de limpiezas anteriores. En este caso el nivel de polvo es normal e indetectable para fotografía ocasional, pero para fotografía macro con tubos de extensión supone un problema, que muchas veces obliga a retocar las fotografías

Visto este punto, conviene preguntar al vendedor de tu cámara si el sensor tiene polvo, puedes pedirle una foto de prueba. Le tienes que decir que te saque una pared blanca a diez centímetros, enfocando a infinito con el diafragma mas alto del objetivo que tenga puesto (el diafragama mas cerrado), y con el zoom "al máximo", es decir a la focal mas alta. Ahí verás si aparecen motas de polvo, o marcas de limpieza mal hechas. Es conveniente que te envíe el archivo en formato RAW (NEF en Nikon, RAF en Fujifilm etc), para evitar que pueda haber modificado el contenido del mismo para esconder estas manchas.

Una nota sobre los "hot pixels" citados anteriormente, no son lo mismo que los "dead pixels", o pixeles "muertos". El "pixel muerto" es un pixel negro, no es un mal contacto, es falta total de contacto del transistor en concreto. Si tienes un punto negro en varias fotos en el mismo sitio, es posible que sea un "pixel muerto" (si tienes pixeles blancos o de color son, al revés, "hot pixels" o derivados). En principio un pixel muerto tiene solución en muchas cámaras con un remapeo del sensor, para lo que a veces es conveniente llevarla a un servicio técnico. A veces hay solución casera también, como activar el modo "bulb" para subir y bajar el espejo manualmente para tomar la foto, y activar la limpieza del sensor dos veces seguidas a continuación (si la cámara tiene esta función de "limpieza"), hay cámaras que activan un remapeo automático del sensor con este método. Lo he leído por ahí aunque también he tenido la suerte de no tener que ponerlo en práctica nunca. Para comprobar la existencia de estos pixels defectuosos lo podrías ver en principio en las mismas pruebas de polvo (del párrafo anterior).

a la izquierda, pixels blancos ("hot pixels") a tamaño 1:1, en una fotografía a ISO 1600 con obturación a 1/2.5s. la intensidad de estos pixels aumenta con el nivel ISO y con la duración de la obturación, siendo invisibles a ISO 100 y una obturación mas rápida que 1/3s. A la derecha, ampliados un pixel de color ("color pixel") y un pixel caliente-blanco ("hot pixel"), se consiguen en todas las cámaras forzando las fotografías

Sobre estos "hot" y "dead" pixels, si salen en las imágenes JPG se pueden ver como puntos de color ("color"), o blancos ("hot") o negros ("dead") siempre en el mismo sitio, son puntos concretos, no "manchas", ver imágenes. Para su comprobación visual es conveniente sacar una foto gris, de una pared blanca ligeramente subexpuesta. Si se trata de un punto oscuro en un fondo negro no se verá como es natural, al revés será bastante visible si contrasta con el fondo. El punto de color diferenciado afecta a un solo pixel en el sensor, pero afecta también a los circundantes en las fotos, por la interpolación del procesado de la fotografía en la cámara antes de ser grabado, en modo JPG o RAW indistintamente. Es posible o casi seguro que no se vea como un punto definido si no como una pequeña cruz de tres por tres pixels de ancho y alto, muy brillante en el centro como en las fotos ampliadas mas arriba.

el flash

El flash de la cámara puede no funcionar, asegúrate de informarte si funciona o no antes de comprarla. Puede ser que simplemente se le haya fundido la lámpara, lo que no es demasiado problema, pero también puede deberse a un problema eléctrico interno de la cámara, en tal caso costaría mas el arreglo que la cámara, si ésta no es muy cara. También deberías preguntar al vendedor que compruebe que la cámara funcione con flashes externos conectados a la zapata, que las conexiones de la zapata estén en buen estado.

el visor

El visor de una cámara réflex es importante, es por donde visualizamos las fotografías antes de tomarlas. Conviene preguntar si está limpio, es importante que no tenga rastros de otra cosa que no sean motas de polvo. El polvo se puede llegar a retirar con una perilla sopladora (que también puede empeorar el problema), pero cualquier otra cosa que se pueda adherir a esa superficie nos puede llegar a obligar a cambiar esta pieza si queremos un visor limpio. Cambiar el visor de una cámara puede resultar caro, comom cualquier intervención de un servicio técnico... que si portes, que si no dispones de cámara mientras la revisan, que si piezas, que si mano de obra...

Si el visor presenta mucho polvo es posible o casi seguro que se ha cambiado muchas veces de objetivo y que la cámara puede haber estado expuesta a condiciones extremas. Pregunta al vendedor si ha estado en lugares con mucho viento y polvo, que se pueden haber colado en el interior de la cámara; en tal caso es posible que el visor y el resto de la cámara precise de una limpieza profesional por un servicio técnico. El exceso de polvo podría repercutir en el funcionamiento de elementos mecánicos como el obturador y demás piezas móviles sensibles.

las gomas y las señales de uso

Las gomas de la empuñadura y del cuerpo en general pueden presentar señales de desgaste, y lo peor, despegarse o dar síntomas de despegarse. El desgaste no suele ser problema, donde la goma ha sufrido mas uso puede parecer blanquecina se puede recuperar el "lustre" con cualquier producto limpiador compuesto por siliconas. Pierde muchos puntos si ha perdido el dibujo y se está quedando lisa, aunque tampoco le resta funcionalidad. Cuando la goma se despega o pierde parcialmente el agarre con el cuerpo puede resultar incómoda de usar. Afortunadamente, para las cámaras mas vendidas, suelen haber fabricantes de terceros que ofrecen a precios muy contenidos piezas de goma de repuesto con auto-adesivo concretas para uno u otro modelo de cámara. Comprueba en ebay u Amazon si existen piezas de repuesto para la cámara que estás comprando, si las hay puedes deducir que es un problema común, de ahí que les interese fabricarlas y comercializarlas. Suelen costar poco en tal caso.

El desgaste de las gomas no quiere decir para nada que no se haya cuidado el producto, ojo. Es mas importante revisar que la cámara no haya sufrido golpes o caídas. El desgaste de las gomas es normal, así como que un cuerpo de plástico tenga zonas brillantes donde se haya apoyado la mano del fotógrafo. Eso puede querer decir también que no ha sido menipulada por un amateur, si no mas bien por una persona que ase la cámara con firmeza lo que ayuda a sacar fotos mas definidas, posiblemente un usuario con experiencia, que puede incluso haber tratado mejor la cámara que si la hubiera manipulado un "amateur" descuidado.

Al final se encuentran muchos usuarios "amateur" buscando objetivo de repuesto para su cámara, al haberse llevado un mal golpe "sin querer" con el canto de una puerta por ejemplo, al llevar la cámara colgando y descuidada. Lo mismo le puede pasar a la cámara... Así que como moraleja una cámara en venta de ocasión con pocos disparos puede estar en peor estado que una usada por un profesional con muchos disparos, nunca se sabe. Si la cámara evidencia golpes fuertes no es recomendable su compra, y dicho esto conviene que el vendedor transmita confianza sobre este tema. Si la unidad tiene un golpe pide que te detallen cuando y cómo fué, te dará muchas pistas sobre la sinceridad del vendedor y la confianza que transmita.

accesorios

comprueba que no te falte nada cuando recibas la cámara, y el buen funcionamiento de los accesorios

El estado de los accesorios puede contar también muchas cosas para conocer un poco al vendedor, y determinar si es "de confianza". Comprueba que te den un listado de los accesorios incluidos con la cámara y pregunta si son originales o si los han comprado aparte, además de solicitar información de su estado. Si compras una cámara asegúrate de varias cosas, que tenga correa, batería, cargador de batería, tapa del cuerpo y si puede ser tarjeta de memoria. Parece una tontería, pero si falta cualquiera de estos componentes o bien no podrás usar la cámara cuando la recibas, o tendrás que acabar comprando los componentes por separado e invertir mas dinero del previsto, pero sobre todo tiempo que es tanto o mas importante. Lo mismo con los objetivos, te pueden vender una cámara sin objetivos, no te extrañe, se pueden vender los cuerpos de cámara por separado. Si no sabes ésto sería mejor que te iniciaras con una compacta que con una réflex. Infórmate bien del surtido de objetivos compatibles con el cuerpo de cámara que compres, es importante si a la larga quieres ampliar el equipo.

los objetivos

Procura comprar objetivos en el mejor estado posible, sobre todo si en algún momento puedes pensar en revenderlos o cambiarlos. Pierden mucho valor cuantos mas defectos tengan.

Si no piensas revenderlos o cambiarlos nunca, debes saber que por ejemplo las pequeñas marcas de limpieza o incluso pequeños rasguños en el cristal frontal de un objetivo no tienen en el 99% de los casos ningún efecto en las fotos, puedes conseguir ópticas tiradas de precio por tener una pequeña "raya" en una esquina del cristal, aunque ésta no le reste operatividad ninguna. También es normal que las lentes acumulen polvo interior, sobre todo los zooms que generan corrientes de aire internas al contraerse y alargarse. Este polvo no suele afectar las fotografías, a menos que se acumule en las lentes mas próximas al diafragma lo que supondría un problema en diafragmas cerrados. Lo podrás ver haciendo una foto de prueba. Para objetivos de bajo coste de segunda mano una limpieza profesional de las lentes sería mucho mas cara que el objetivo en sí, conviene tenerlo en cuenta.

A la izquierda, fotografía de mi Tokina 70-210mm 1:4, el objetivo que mas tiempo ha ido montado en mi D80 el último año y medio que la tuve. Me da vergüenza, de verdad, decir lo que me costó, lo compré "muy barato". Su pecado, un supuesto pequeño arañazo en una esquina de la lente frontal, visto con lupa y a contraluz, en la foto imposible de ver y mucho menos en las fotos que saca, incluso forzado con tubos de extensión a diafragmas cerrados. El resto del objetivo: impecable. Su precio de compra: de risa. Su precio de venta: no lo vendo, es mío, para siempre.

Sobre los hongos en los cristales internos se debe saber que se reproducen en condiciones de humedad y calor específicas, y que se pueden comer el revestimiento de las lentes si son muy agresivos. De hecho se alimentan de los revestimientos de las lentes, la palabra "comer" está bien empleada. Si son pequeños y están cerca de la lente frontal no pueden afectar a las imágenes, pero si crecen demasiado suponen un problema para la calidad óptica. También puedes encontrarte con problemas de vaho en algunas lentes internas, eso obliga a llevar la lente a una limpieza profesional y puede incluso no tener remedio, las imágenes pierden contraste e incluso salen medio veladas, dependiendo de la magnitud del problema. Y si el objetivo es de bajo coste no merece la pena. ¿Cómo mirar si la óptica tiene vaho o polvo? Se abre el diafragma al máximo y se mira por el cristal trasero del objetivo como si fuera un catalejo, mirando al cielo por ejemplo, y moviendo el zoom y el enfoque.

En cuanto a la mecánica del objetivo conviene cerciorarse de que todo funcione bien, el zoom el enfoque y el anillo de diafragmas vayan suaves y sin holguras. A veces los años pasan factura y los objetivos pierden suavidad sobre todo en el enfoque. A muchos usuarios no les molestará el tema del enfoque porque solo usen el AF de la cámara, pero es un dato importante, tener que engrasar un objetivo supone tener que abrirlo y eso es mejor dejárselo a un servicio técnico, que por supuesto cobrará por sus servicios.

Si los objetivos son modernos e incorporan motores eléctricos, estabilizadores y componentes electrónicos, será una incógnita saber el estado real de éstos y de su vida útil. Para intentar adivinar algo sobre posibles incidencias, pregunta al comprador qué uso ha tenido, si ha sido para fotografía deportiva por ejemplo o si el objetivo ha estado expuesto a ambientes poco favorables, como polvo, temperaturas extremas u otros. A menos que estés comprando un objetivo caro profesional que pueda merecer la pena reparar en caso de avería, es conveniente que el objetivo tenga intactas sus funciones. Comprueba que todo funcione correctamente: el AF (autofoco), el zoom si tiene, el foco manual, diafragmado a través de la cámara y manual, estabilizador... Si el objetivo tiene algún golpe aunque sea leve en el aro frontal y es de los que giran el aro frontal cuando enfocan, redobla las comprobaciones.

las compras en ebay u similares

Si estás comprando material en ebay no suele haber problema, aunque además de la descripción de los posibles fallos o defectos fíjate en la garantía que da el comercio sobre el producto. Si es un comercio en el extranjero deberías pedir o buscar referencias del comercio antes de comprar material, y sobre todo fijarte en gastos de envío y posibles gastos "de aduana" si es importación. No he estado en tal caso, pero me han comentado de primera mano sobre productos que han estado retenidos mas de un mes en aduanas, con aviso de pago de tasas de importación sopena de no recibir la mercancía. No he tenido el gusto de comprar material de gran valor a páginas extranjeras por Internet, pero sí que puedo contar que para muchas compras de valores inferiores a veinte euros no he tenido nunca ningún contratiempo con el tema aduanas.

en definitiva

Conviene comprar material en buen o perfecto estado siempre, pero sobre todo si se tiene pensado revenderlo. Los pequeños defectos sumados hacen perder mucho valor de reventa, así que cuanto mas nuevo estén el objetivo o la cámara mejor, y a partir de ahí la importancia de cuidarlos también. El material fotográfico suele tener calidad de construcción, las marcas de desgaste suelen venir de un mal uso, y el mal uso puede desembocar en un mal funcionamiento.

Si estás seguro de no ir a revender el objetivo y quedártelo para uso y disfrute personal, hay muchas cosas que puedes pasar por alto (aunque no descuidar tampoco eeeh). Como los pequeños arañazos imperceptibles en una esquinita del cristal frontal del objetivo, una pequeña muesca en un LCD de información de la cámara, un par de motas de polvo en el visor, o los hot pixels antes citados a ISOs altos. Prácticamente todo el material de ocasión que puedas encontrar tendrá aunque mínimo algún defecto, debes evaluar tú mismo si estos defectos interfieren en la acción de fotografiar y en las fotografías y el precio que marca el vendedor tiene en cuenta esos pequeños o no tan pequeños defectos. Compara precios antes de comprar, en tiendas oficiales de material nuevo con garantía, y en venta de particulares de ocasión del mismo producto.

Procura vigilar también el tema complementos de tu cámara u objetivo, que estén todos los que necesites como mínimo (tarjeta batería y cargador para la cámara, tapas y parasol para los objetivos...). Infórmate sobre las características del material que vas a comprar anticipadamente, para saber qué elementos son necesarios, pero también qué complementos vas a poder usar a la hora de ampliar el equipo. Un detalle para los objetivos es saber qué rosca para filtros tienen, por ejemplo, a lo mejor puedes usar filtros que ya tienes o bien deberás comprar unos nuevos. Son cosas que van sumando y sin darte cuenta te pueden llegar a costar mas que el mismo objetivo u cámara; así en este caso habrán por ejemplo muchos fotógrafos acostumbrados a un determinado tamaño de rosca de filtros que desestimarán comprar objetivos a los que no puedan adaptar ese mismo diámetro de rosca.

Y cuando tengas tu equipo, disfrútalo que para eso se supone que lo compras, ¡y cuídalo! para que te de muchas alegrías mucho tiempo.


NOTAS: hay muchos lectores gratuitos del formato RAW, como Irfanview (descarga desde los links en http://www.irfanview.com), podrás ver la imagen original incrustada del RAW y además te devolverá los datos EXIF con la información exaustiva de la foto simplemente pulsando la tecla "E" con la imagen abierta (!). Otra forma menos rápida pero no menos efectiva es el editor RAW THERAPEE, que te permite editar RAWs (y JPG y mas formatos). Reconoce exaustivamente los archivos RAW de la mayoría de cámaras digitales, y permite editarlos con completísimas utilidades, como edición completa del balance de blancos sin ir mas lejos, tratamientos de color varios, correcciones y efectos de todo tipo. Siempre sabiendo que no se puede modificar un archivo RAW "por dentro", el único dispositivo que lo puede crear es TU CÁMARA, se pueden guardar imágenes con otro formato editando las imágenes RAW, pero no se pueden modificar las mismas imágenes RAW ni crear nuevas RAW fuera de la cámara. Del formato RAW puedes manipular y modificar selectivamente algunos datos EXIF, de forma que no tienen ninguna incidencia en la foto las modificaciones, pero los datos EXIF importantes se mantienen siempre.

 

 

fotos y opinión por ©2014 Juan Gaston Alonso para masternautas.com