objetivos: Sigma UC Zoom 28-70mm 1:3.5-4.5


diseño de tercera para fotos de primera

Cuánta si no ninguna información he podido encontrar sobre este objetivo en Internet. Así que debo ser el primero en reseñarlo, o de los primeros como mínimo, debe ser. Ahí va.

Algunas reseñas se encuentran sobre diversas ópticas similares de Sigma, pero este modelo debe ser anterior. Es una versión sin AF al uso del Sigma AF 28-70mm 2.8-4 UC aquí reseñado anteriormente, con peor construcción, una apertura ligeramente menos luminosa y rosca de filtros de 52mm, aunque con prestaciones ópticas similares. Parece que hubo una versión intermedia de apertura 3.5-4.5, pero ésta con AF. Este modelo tiene toda la pinta de ser el primero en la evolución de estos zooms Sigma analógicos de focales 28-70mm.

construcción y funcionamiento

Parece que Sigma está poniendo últimamente tierra de por medio entre la bien ganada fama de construcción de tercera y sus modelos de alta gama actuales. Pero este modelo pertenece a una época en que la calidad de construcción no parecía una prioridad en los planes de la casa. Solo he tenido una lente Sigma que pareciera anterior a este modelo, y algunas posteriores, y se nota la evolución ascendente del fabricante hacia la construcción de calidad; no pasa así hoy día con Nikon, que parece sacrificar la construcción a favor de las prestaciones en materia de ópticas en sus modelos recientes.

El tiempo suele pasar factura, y para muestra este Sigma testigo de muchos años de uso, y aunque funcional, con demasiadas muescas para poder compararlo con las míticas Nikkor Ai Ai-s de décadas pasadas. Obviamente jugaba en otra liga en este apartado entonces, y vista la edad debe ser de las pocas unidades supervivientes de este modelo. Las demás habrán acabado inutilizables por su mala construcción, o a saber, probablemente de ahí la nula o poca información existente al no haber demasiadas circulando por ahí "en vida".


Por partes, y sin tener en cuenta la edad de la unidad (posiblemente de los años 60-70 del siglo pasado):

- el anillo de foco manual va suave, muy bien.

- el anillo de zoom va un poco duro, pero lineal

- el anillo de diafragmas no va muy suelto, hay que hacer algo de fuerza para girarlo; el mecanismo interno (automático) va perfecto y está limpio.

- la montura metálica parece nueva

- la rosca para filtros va bien

- la rotulación ha desaparecido en las escalas de zoom y distancias, lo poco que queda es ilegible o casi.

- la goma del anillo de enfoque está intacta o casi, pero la del zoom ha volado. No puedo opinar de esta goma "desaparecida", pero noto que la del enfoque es algo fina, de relativa calidad pero muy muy fina, posiblemente la del zoom que debía ser mas estrecha (unos 2-3mm por 2cm de la del foco) se desintegrara con el uso si fue igual de fina. La reparación no es costosa pero el dato nos dice que se ahorraron claramente unos gramos de plástico/goma en su fabricación, a saber si intencionadamente o no, para ahorrar costes. Espero que no fuera así, y que resultara ser un error de diseño y no por insana avaricia. Seguramente ya se jubilaron los responsables...

- se aprecia polvo interno cerca de la lente frontal, por lo demás los recubrimientos de las lentes están intactos, dato que acompaña la calidad óptica.

Dicho todo ésto, la construcción parece correcta pero no ha aguantado el uso en el tiempo; desde luego el apartado no está al nivel del de la óptica. Por los Sigma que han pasado por mis manos éste es de los peor construidos, obviando uno todavía mas antiguo (un 35-70mm 2.8-4 manual) que tan siquiera me molesté en reseñar, dada la poca resolución que tenía (para digital) y el lamentable estado de la mecánica interna. Con piezas de plástico sueltas por el interior y demás barbaridades por el estilo, detalle impropio de un fabricante de talla mundial. No se alarme nadie por este último comentario, porque téngase en cuenta que dudo mucho-muchísimo que las ópticas kiteras de cualquier fabricante actual aguanten tantos años y tan bien como éstas lo han hecho en décadas. Digamos que ahora "es lo que hay".


óptica y calidad de imagen


no es un "blanco y negro", es que la planta es así. 70mm, f/3.5 1/80s ISO100 a distancia mínima de enfoque. Nota para la ausencia total de aberraciones cromáticas a pesar del reflejo de la claridad del día en las gotas.

La rotulación de "multi-coated" en el frontal indica un recubrimiento especial de algunas de las lentes, que en este caso parece de calidad puesto que éste sigue intacto en los cristales delantero y trasero y las fotografías obtenidas tienen un buen contraste y una gran resolución. El zoom 37-70mm anteriormente mencionado también tenía recubrimiento pero visiblemente deteriorado, presumiblemente por su avanzada edad. Pero el de este 28-70mm aguanta el tipo perfectamente, como el de ópticas Sigma mas recientes. Buena noticia, por este modelo y por ópticas posteriores, mas jóvenes a día de hoy, de la misma casa.


este Sigma se defiende muy bien en fotografía de paisaje. Los resultados son claros, definidos y contrastados en todas aperturas y distancias. Cerrando el diafragma a f/8 la nitidez es tremenda, pero empieza a dar resultados de primera desde las aperturas mas grandes.

En formato DX, a 28mm a corta y media distancia la distorsión de barril es leve en los bordes del fotograma, se maneja perfectamente. A 35mm las líneas son rectas, y a 70mm vuelve la distorsión inversa, un poco mas acusada que en el extremo angular, pero también bastante tolerable en formato DX.

En el extremo angular de 28mm el foco mas cercano lo tenemos a unos 30cm del frontal del objetivo, y en el tele de 70mm a unos 25cm. La unidad probada alcanza una relación de ampliación máxima de 1:25 aproximadamente, a 70mm. Como nota de mención en el supuesto mas "macro" de este Sigma las fotos salen con muy buena nitidez y resolución en foco, y con un contraste notable. Muy muy bien, y tanto en modo invertido como con tubos de extensión se obtienen fotografías de bastante calidad. Se nota la alta resolución de este juego de cristales devuelve en modos forzados, realmente magnífica, las fotos muestran un nivel de detalle poco usual, diría incluso espectacular y en línea con su hermano mas "joven", el Sigma AF 28-70mm 2.8-4 UC. Dejo inevitablemente dos muestras del detalle de uso invertido en una D200 de 10mp, creo que merecen la pena.


simpática mosca que se ha prestado a posar encarando descaradamente la cámara. Al estar el objetivo invertido los ojos de la mosca en foco están a unos tres centimetros del cristal del objetivo. Arriba, foto completa de 10mp escalada para esta página. Abajo, detalle de la misma foto sin escalar, recortada (1:1). Notas: la imagen tiene un leve proceso de afilado, muy leve, el que aplico por defecto a todos los RAW (NEF), y la cámara está configurada en nitidez ("definición" en la D200 ) "normal", por lo demás se han subido ligeramente -un puntito- los niveles de exposición en el procesado, nada más. Por otra parte a pesar la fuerte luz solar (sin flash) el coma en el radio de los brillos es mínimo, lo que indica la buena resolución del objetivo para esta práctica forzada.

Este Sigma controla también -y tan bien- perfectamente las aberraciones cromáticas, tanto en bordes de alto contraste lumínico como en el bokeh, de ahí en parte la nitidez en foco y la gran resolución, y por supuesto la calidad y naturalidad de las imágenes. Las aberraciones cromáticas parecen ser determinantes en la calidad general de un objetivo, y ésta parece haber sido la apuesta de Sigma en esta óptica. Como resultado el bokeh de las imágenes es de gran calidad, si buscamos intencionadamente los desenfoques se pueden obtener grandes resultados, son graduales y muy limpios, perfectos.


a la Nikon D200 no le importan los ambientes húmedos por el sellado que tiene en sus juntas, por eso se puede sacar de paseo con garantías en días de lluvia, pero los objetivos que van montados pueden no ser tan resistentes a las inclemencias, ojo. Aquí con el Sigma 28-70mm 3.5-4.5, a 50mm (masomenos) f/3.5 1/30s ISO 100. En la ampliación máxima la foto esta legerísimamente trepidada, pero escalada es de sobra presentable en formato "Internet"

conclusiones

En su día tuvo que ser una buena opción, aunque sin datos al respecto, seguramente mas económico que ópticas de primeras marcas de la época y ofreciendo muy buenos resultados a la hora de revelar imágenes "analógicas". Una pena que su calidad de construcción no permita mantener vistas del estado original de este modelo hasta nuestros días, algo a lo que nos tienen mal acostumbrados otras marcas con márchamo de construcción legendaria. Pero obviando algunas pegas mas estéticas que otra cosa, he aquí una óptica capaz de sacar todavía fotazos y de superar muchos modelos mas modernos a la hora de la verdad en calidad óptica, si obviamos también la falta de automatismos, claro está. Pero la ventaja de la calidad óptica al final compensa, los resultados saltan a la vista que es lo que importa, y el ahorro de tiempo en retoque digital se agradece también. ¿Para qué interesa tener este objetivo montado en la cámara? Pues para todo lo que no sea acción y que obligue a usar el autofoco del que carece, por lo demás es un todo-terreno capaz de conseguir imágenes de todo tipo con mucha calidad.

el Sigma 28-70mm 3.5-4.5 a 70mm, f/3.5 1/80s ISO 110. Definición de primer plano y bokeh de primera.

Sigma UC Zoom 28-70mm 1:3.5-4.5

Fabricado en no se sabe donde, unidad reseñada con nº de serie 1112981

especificaciones técnicas

Sistema de lentes: desconocido
Nº de aspas del diafragma 6, semi redondeadas
Aperturas a 28mm y 70mm: de f/3.5 a f/22
Distancia mínima de enfoque 30cm a 28mm y 25cm a 70mm aprox., al frontal del objetivo
Giro de enfoque frontal de 25-30cm a infinito: 120º aprox
Tamaño de rosca para filtros 52mm
Dimensiones min. (diámetro x largo) 61mm x 70mm
Dimensiones máx. (diámetro x largo) 61mm x 91mm
Peso 305 g. aprox.

Precio de 2ª mano: desconocido

fotos y textos por ©2014 Juan Gaston Alonso para masternautas.com