objetivos: Sigma 75-200mm 1:2.8-3.5

Sigma 75-200mm 1:2.8-3.5, con Nikon D80

Encontré este objetivo a precio de saldo con la mecánica en bastante mal estado. Pero las especificaciones de luminosidad de la óptica invitaban a darle una oportunidad a esta pieza. Con una apertura de 1:2.8-3.5 en un rango focal de 75mm a 200mm se antoja un objetivo muy apropiado para retrato.

modo retrato-macro a máxima apertura: día nublado, ISO 100, 1/320s, 200mm, f/3.5

La unidad probada viene con montura Ai-s, es un zoom dos en uno, con el control de la focal y del enfoque en el mismo barril central. He visto reseñas de versiones AF para cámaras Sony, pero este Sigma versión Nikon viene con foco 100% manual. Según estas reseñas mantiene una apertura máxima de f/2.8 en las focales de 75mm a 135mm, pasando luego a f/3.5 hasta los 200mm. Un caramelo para fotografía de retrato.

construcción y manejo

La unidad que he adquirido no me permite evaluar bien el funcionamiento de este Sigma, por una avería mecánica que parece tener en el foco. Construido enteramente en metal, el peso balancea bien en la D80 con grip, y los acabados son de calidad de los antiguos Sigma, nada del otro mundo. No me importaría probar una unidad en mejores condiciones vistos los resultados de la óptica.

La escala de distancias marca de infinito a 1,3m, con una rotulación que indica el factor de macro posible, 1:5. No demasiado macro, pero para qué queremos más... Marca las distancias en pies y en metros, y duplica la indicación de los diafragmas para que hacerlos visibles en el visor de las cámaras SLR mas antiguas. Como mínimo debe tener cuarenta años la "pieza".

modo paisaje: en un día soleado podemos tranquilamente pasear sin trípode a f/8-f/11 a ISO 100, fotografiando a pulso sin perder detalle fino de la escena. Los resultados son muy buenos, incluso en zonas de alto contraste. El color es un poco plano, pero se puede resolver esto en edición digital sin pérdida de calidad. Fotografía: ISO 100, 1/500s

óptica y resultados

He realizado la mayoría de fotos donde este objetivo debe rendir para distinguirse, a su máxima apertura.

Lo primero que llama la atención es la excelente transmisión de luz, que hace que podamos obturar bastante rápido en condiciones de luz desfavorables. Esto ayuda bastante además por el hecho de alcanzar los 200mm, una focal donde otras lentes de este peso (665 gr.) nos obligarían en muchos casos al uso de un trípode. Este Sigma hace que en un día nublado con luz pobre (mi favorita) podamos obturar a 1/200s a 200mm y f3.5 y no subexpongamos las fotografías...

La óptica es relativamente grande, el cristal frontal se expone casi a ras del barril con rosca de 67mm, así que tendremos que tener cuidado con los reflejos, especialemente en días soleados. Es conveniente en cualquier caso el uso de un buen parasol que evite en lo posible la luz parásita. Quizás este aspecto sea el mas negativo, aunque no se cuelen rayos solares o luces fuertes en la foto, la luminosidad ambiente puede reducir el contraste de la imagen. Parasol sí o sí.


modo retrato a máxima apertura: día nublado perfecto para fotografiar con pocas sombras, ISO 100, 1/320s, 200mm, f/3.5, Nikon D80

El nivel de contraste es relativamente bajo aunque uniforme. La reproducción tonal en cambio me parece excelente. Allá cada cual, en edición digital podremos ajustar los colores al gusto.

modo retrato a máxima apertura: día nublado con poca luz, ISO 100, 1/200s, 200mm, f/3.5, Nikon D80

La nitidez de la óptica me parece excelente. Sobre todo en la corta distancia con aperturas amplias, donde otras ópticas que también lucen la etiqueta de "macro" no lucen nada, este Sigma 75-200mm destaca por su calidad y resultados. Cualquier objetivo comercial presenta buenos resultados a f/8 y en todas las focales tratándose de un zoom, pero este Sigma lo borda también en la máxima apertura donde muchos otros no llegan.

modo retrato: ISO 200 con Nikon D70, 1/800s en día nublado

El bokeh de esta óptica es de bueno a muy bueno en conjunto; pero a 70mm no me convence como en focales mas grandes, no es lineal y le falta la calidad del bokeh a 135mm, resultando en fondos intrusivos. Según vamos estirando las focales vamos ganando suavidad en las gradaciones de desenfoque, y es que esa apertura de f/3.5 a 200mm no puede fallar. El objetivo tiene un diafragma de ocho palas (rectas) que parece hacer bien su función. Sobre el bokeh también conviene destacar que viene libre de aberraciones cromáticas, salvo en condiciones extremas, lo que resulta en fotografías muy naturales y bastante agradables.

pruebas de bokeh a máxima apertura con Nikon D80: a 70mm los círculos dibujan bordes que se montan unos encima de otros, complicando la escena y desviando la atención sobre el motivo. A 135mm esto se ha solucionado, y a 200mm mantiene esa mejora a pesar de bajar la luminosidad a f3.5. Como denominador común cabe destacar que es un bokeh bastante limpio de desviaciones cromáticas en las tres focales.

conclusiones

Me parece un objetivo ideal para retrato. No le faltaría mas que dar f/2.8 en los 200mm para dar resultados profesionales (y costar un ojo de la cara), aunque con f/3.5 a 200mm vamos sobrados en la mayoría de ocasiones. Transmite bien la luz, lo que compensa el peso del conjunto para poder disparar a pulso. Lo malo es que parece que cuesta encontrarlos nuevos o en buen estado de segunda mano. Y es que se ve que la edad no perdona, sobre todo si su construcción no es de primera y no ha sido pensada para sobrevivir a décadas y décadas de uso, la mayor pega que le veo.

modo retrato: flores de Lilo Clarke's Giant del tamaño aproximado a la figura del rostro humano, a la máxima apertura. Empezamos a perder el fondo muy rápido, con lo que conseguimos retratos de escándalo.

Sigma 75-200mm 1:2.8-3.5

especificaciones técnicas

Sistema de lentes: ni idea, sin información
Montura Nikon Ais, unidad probada
Nº de aspas del diafragma: 8, rectas
Apertura máxima: f2.8 de 75mm a 135mm, f/3.5 a 200mm
Distancia mínima de enfoque 130cm
Tamaño de rosca para filtros 67mm
Aumento máximo 1:5 a 200mm
Dimensiones largo: 12,8cm - 16,8cm extendido (de la montura de la cámara al frontal del objetivo)
Peso 665 g. aprox.

Precio de 2ª mano usado:
entre 50 y 250 euros, según estado. Normalmente por debajo de 100 euros.

fotos y opinión por ©2014 Juan Gaston Alonso para masternautas.com